El Ministerio de Fomento confirmó ayer que ha alcanzado un acuerdo para ceder a la aerolínea alemana LTU algunas de las rutas de Air Madrid, así como la admisión inmediata del 52% de su plantilla.

El acuerdo, que fue cerrado al margen de la dirección de la aerolínea española, afectaría a buena parte de las rutas transatlánticas operadas por Air Madrid (Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, Panamá y Perú), quedando fuera de las futuras operaciones Brasil y Colombia. La compañía alemana alquilará dos de los aviones de Air Madrid en régimen de leasing y tendrá otros dos aparatos disponibles a finales de febrero.

Asimismo, en seis meses se creará la sociedad LTU España, como filial de la aerolínea germana, al tiempo que LTU no asume deudas de la aerolínea intervenida.

Actividad paralizada

Por su parte, los abogados de Air Madrid aseguraron ayer ante el magistrado del Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid que la aerolínea podría haber reanudado su actividad si Aviación Civil, dependiente del Ministerio de Fomento, no le hubiera retirado la licencia. Además, los abogados solicitaron la apertura de un expediente de regulación de empleo (ERE).