Para ello, se ha procedido a la microfilmación y posterior digitalización de diversos planos de la ciudad, desde 1879 hasta 1982, así como del Plan General de Ordenación Urbana de 1986.  Los planos parcelarios seleccionados especifican polígonos, manzanas, parcelas y edificios y expresan gráficamente la delimitación de la propiedad.