Stanislaw Wielgus
Stanislaw Wielgus. (Tomasz Paczos / Reuters) Tomasz Paczos / Reuters

El arzobispo polaco Stanislaw Wielgus renunció el domingo al cargo de Metropolitano de Varsovia, tras descubrirse que fue colaborador de la policía secreta de Polonia y agente del espionaje comunista.

Pasado bien conocido

El arzobispo Wielgus presentó la renuncia, que fue aceptada por el Vaticano, en el mismo día en el que en la catedral de la capital polaca iba a celebrarse su investidura solemne como pastor de Varsovia.

La renuncia de Wielgus ha sido aceptada

Según el comunicado colgado en las páginas de Internet por la Conferencia de Obispos Polacos, la renuncia de Wielgus ha sido aceptada, aunque hacía apenas dos días el arzobispo asumió formalmente el cargo de administrador de la archidiócesis de Varsovia.

Todavía el pasado 21 de diciembre, aunque ya se conocían los documentos secretos de la policía comunista que demostraban que Wielgus fue un confidente, el Vaticano, en un comunicado especial, confirmó su nombramiento e hizo referencia a que el Papa conocía bien su pasado.