El Palau de la Música Catalana.
El Palau de la Música Catalana. ARCHIVO

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), personada como acusación particular del caso Palau, ha pedido al juez que abra diligencias contra la Fundación para el Análisis y Estudios Sociales (FAES), vinculada al Partido Popular, por supuestos desvíos de fondos y financiación ilegal.

El abogado de la acusación particular, Àlex Solà Paños, ha anunciado este lunes en una rueda de prensa que pide al juez Josep Maria Pijuan que investigue si FAES recibió parte de la subvención adjudicada al Palau de la Música en el año 2003 para reformas del orfeón que nunca se llevaron a cabo.

Subvención del Ministerio de Cultura de dos millones de euros

Las reformas del orfeón nunca se llevaron a caboLa diferencia entre el coste de real de las obras y las subvenciones proporcionadas por el Ministerio de Cultura fue de cerca de dos millones de euros, según Solà. El abogado sostiene que la investigación que Hacienda hizo para determinar si hubo algún desvío de fondos del Palau para el Institut Catalunya Futur, que es parte de la FAES, fue menos intensa que las pesquisas para encontrar la presunta financiación ilegal de CDC (Convergència Democràtica de Catalunya).

Así, la FAVB pide que la fundación conservadora presente la "certificación de la identidad de las personas o entidades que aportaron los más de seis millones de euros que constan en la partida de ingresos de la entidad por actividad propia durante los ejercicios de 2003 y 2004".

La acusación considera, también, que deben imputarse como "colaboradores necesarios" los legales representantes de las empresas CLOS 9 S.A., CLOS Interiors s.l., Manteniments Integrals FM2 S.A., Eiffage Energía S.L., Instal·lacions i Manteniments Técnics Catalunya S.L., Vigilancia y Sistemas de Seguridad S.A., Inspección y Mantenimiento S.A. y Optima Airat, S.A.

'Acreditada' participación de las esposas de Millet y Montull

Asimismo, se posiciona en contra el sobreseimiento de las imputaciones de las esposas de Félix Millet, Marta Vallés, y de Jordi Montull, Mercedes Mir, porque aprecia que el juez las desliga del caso por "su condición de mujeres", Solà alega que su participación en los hechos ha quedado acreditada y que tenían "conocimientos de las actuaciones de sus maridos".

La asociación vecinal ha pedido, además, que declare como testimonio el ex director general del Palau Joan Llinares, porque "lo sabe todo de como quedó el Palau cuando se fueron Millet y Montull", confesos saqueadores de la entidad.

Otra de las demandas de la acusación es que el Ministerio de Cultura presente "una copia certificada del expediente de subvención otorgada para las obras de ampliación o reformas del Palau" entre los cursos 2002 y 2008.
También pide que el arquitecto Oscar Tusquets informe, en calidad de testimonio, sobre el coste real de las obras realizadas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.