Raúl Castro
El presidente cubano Raúl Castro. ARCHIVO

El sistema de doble moneda que rige en Cuba es uno de los "obstáculos más importantes para el progreso" del país según reconoció este domingo el presidente Raúl Castro, quien dijo que prosiguen los estudios para ir hacia una unificación monetaria de una forma "ordenada e integral".

"Han proseguido los estudios para la supresión de la dualidad monetaria de forma ordenada e integral, lo que nos permitirá acometer transformaciones de mayor alcance y profundidad en materia de salarios y pensiones; precios y tarifas y subsidios y tributos", manifestó el mandatario cubano en el discurso con el que clausuró el pleno de la Asamblea Nacional, el primero de la legislatura.

En Cuba conviven dos monedas, el peso cubano, con el que la mayor parte de la población cobra sus salarios y paga productos y servicios básicos, y el CUC, convertible en divisas -creado en 1994- que es equivalente a 24 pesos cubanos y equiparable al dólar.

El sueldo promedio mensual de los empleados públicos cubanos se fija actualmente en 466 pesos, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) y es el sector de la construcción el de más alto salario en el área estatal con 580 pesos (unos 24 dólares).

Reformas económicas

El plan de reformas económicas puesto en marcha por el general Castro incluye entre sus objetivos avanzar hacia la unificación monetaria en un proceso que por su "complejidad exigirá una rigurosa preparación".

Queremos que todos los ciudadanos se sientan incentivados a trabajar legalmente

El objetivo, dijo el presidente cubano, es "lograr que todos los ciudadanos se sientan incentivados a trabajar legalmente" a partir del principio de distribución socialista: "de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo".

El Gobierno de la isla reconoce la situación de los bajos salarios como un problema "general" en la isla, y matiza la baja cifra de los ingresos con el argumento de que los cubanos no pagan servicios básicos como la salud y la educación, en tanto otros muchos tienen precios subsidiados.

Raúl Castro clausuró hoy el pleno de la Asamblea Nacional de Cuba (parlamento unicameral), una sesión que comenzó ayer sábado para analizar los planes económicos del país y que es la primera del año y de la actual legislatura.

Su discurso ante la sesión plenaria, a la que la prensa extranjera no ha tenido acceso, se transmitió esta tarde en diferido por la televisión oficial de la isla.

"Pérdida de valores"

Castro también arremetió contra la corrupción y la pérdida de valores morales y cívicos en Cuba, donde lamentó que una parte de la sociedad "ha pasado a ver normal el robo al Estado" por lo que llamó a reforzar el orden y la disciplina.

Se ha abusado de la nobleza de la Revolución

"Hemos percibido con dolor, a lo largo de los más de 20 años de período especial, el acrecentado deterioro de valores morales y cívicos, como la honestidad, la decencia, la vergüenza, el decoro, la honradez y la sensibilidad ante los problemas de los demás", lamentó Castro

El presidente cubano se empleó en denunciar una larga lista de indisciplinas, hechos delictivos o comportamientos inadecuados, desde la comercialización ilegal de bienes y servicios, la aceptación de sobornos, las construcciones ilícitas o el fraude académico hasta la chabacanería o el uso indiscriminado de palabras obscenas.

Según dijo, se ha "abusado de la nobleza de la Revolución de no acudir al uso de la fuerza de la ley (ante esas situaciones), privilegiando el convencimiento y el trabajo político", lo que "no ha resultado suficiente".

Asilo de Snowden

Además, Castro defendió el derecho de los países latinoamericanos de conceder asilo al extécnico de la CIA, Edward Snowden, y criticó que la atención sobre este caso se centre en la "persecución" del joven y no en los sistemas de "espionaje global" de Estados Unidos.

"Respaldamos el derecho soberano de Venezuela y de todos los estados de la región de conceder asilo a los perseguidos por sus ideales o luchas con los derechos democráticos, según nuestra tradición", dijo Castro en el discurso con que clausuró el primer pleno celebrado por la Asamblea Nacional de Cuba en la actual legislatura.

En su primera declaración pública sobre el caso del ex analista que filtró planes de espionaje masivo por parte de Estados Unidos, Raúl Castro no precisó si Cuba ha recibido petición de asilo por parte de Snowden ni si permitiría su tránsito por la isla hacia otro país.