Las cerámicas superiores del Pabellón de España en el recinto de Ranillas comenzarán a retirarse la próxima semana, para evitar posibles incidencias en caso de que se desprendan dado que, desde la finalización de la Exposición Internacional de 2008, algunas de estas piezas se han caído debido al sistema de fijación empleado.

Por ello, y ante la posibilidad de que alguna de las piezas afecte a personas o bienes, se va a proceder a su retirada. Se trata de cerámicas cuyo peso oscila entre los 7,8 y 12,6 kilos, que se desprenden de una altura de entre 11 y 16 metros, agravando por esta circunstancia el riesgo, indica la Delegación del Gobierno en Aragón en una nota de prensa.

Todas las entradas al edificio están "estrechamente flanqueadas" por pilares cerámicos y las sucesivas visitas de todo tipo que se producen al Pabellón de España, junto a la reciente apertura de la Ciudad de la Justicia que supone una mayor afluencia de público al recinto, han conllevado que se decida retirar de forma "inminente" estas piezas.

Las cerámicas superiores, sujetas mediante bridas de tipo plástico, no afectan al resto de las piezas ni al sistema de anclaje general de éstas. Hasta el momento, según informa la Delegación del Gobierno, con fecha 24 de junio se han desprendido 55 piezas y están a punto de hacerlo 61 más.

Independientemente de esta actuación, la supervisión y aprobación del proyecto de rehabilitación del Pabellón de España, incluida la reposición de las cerámicas, está prevista en el mes de septiembre y el inicio de las obras antes de finalizar el año o a principios de 2014.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.