El traslado de dinero de Bárcenas a Suiza, EE UU y Uruguay, clave para su ingreso en prisión

Vista del furgón de la Guardia Civil que trasladó al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, a su llegada a la cárcel de Soto del Real, en Madrid. El juez Ruz ordena el ingreso en prisión de Bárcenas por riesgo de fuga.
Vista del furgón de la Guardia Civil que trasladó al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, a su llegada a la cárcel de Soto del Real, en Madrid. El juez Ruz ordena el ingreso en prisión de Bárcenas por riesgo de fuga.
EFE

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha motivado el ingreso en prisión del extesorero del PP Luis Bárcenas en el peligro de fuga surgido ante la "presunción de contar con patrimonio en el extranjero de difícil control e incautación judicial" tanto en Suiza, donde aún quedan cuentas por bloquear, como en EE UU, Uruguay y Bahamas.

Este uno de los principales motivos que esgrime Ruz en el auto en el que ha acordado la prisión del extesorero tras tomarle declaración durante dos horas para que le diera explicaciones del origen de su fortuna de 48,2 millones de euros en Suiza, después de comprobarse que sus negocios de compraventa de cuadros no se corresponden con operaciones reales.

El juez también motiva la prisión en "la capacidad del imputado para acceder por sí o a través de terceros a las fuentes de prueba o para influir sobre otros imputados, testigos o peritos", ante "la posición pública y patrimonial" que ostenta Bárcenas. Entre esos testigos, Ruz destaca a la pintora argentina Isabel Mackinley, quien testificó en su día que actuó como intermediaria de una compraventa ficticia de cuadros, supuestamente propiedad de la mujer del extesorero, Rosalía Iglesias.

Según Ruz, esos contratos no reflejarían "operaciones reales", lo que le valió al matrimonio la imputación de tres nuevos delitos: falsedad documental, estafa procesal en grado de tentativa y blanqueo de capitales, motivo por el que este jueves les llamó a declarar.

La Policía informó al juez de que para la firma de esos contratos se desplazó en un mismo día Bárcenas a Argentina el 16 de junio de 2011, algo que el extesorero siempre ha negado. En su comparecencia, la novena que hace en relación con el 'caso Gürtel', Bárcenas ha dado sobre este viaje una explicación "vaga, imprecisa e incoherente" y ha descalificado el testimonio de Mackinley señalando que padece "enajenación mental", por lo que ha anunciado que la demandará y pedirá que se la someta a una pericial psiquiátrica.

También ha sido preguntado por sus cuentas en Suiza, que en la última comisión rogatoria sobre sus fondos en Lombard Odier, que fueron de un máximo de 26'2 millones de euros, unidos a los 22 millones que tuvo en el Dresdner Bank, elevaban su fortuna a 48,2 millones de euros.

A este respecto, según el auto, ha ofrecido una "explicación parcial, inconsistente y manifiestamente insuficiente sobre el conjunto de actividades y operaciones patrimoniales en las que él mismo interviene a través de sus cuentas en Suiza", y ha entrado en contradicción con las notas de los gestores de sus cuentas y con su presunto testaferro, Iván Yáñez, que también ha prestado declaración.

El juez cree, a la vista de uno de los informes de la UDEF, que Bárcenas nutrió esas cuentas con comisiones generadas por su participación con el presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, en las adjudicaciones de contratos públicos concedidos a empresas afines. Después, el extesorero es quien lleva esos fondos a Suiza para su ingreso en efectivo y así desde el año 2000 hasta 2005, cuando éstos fueron "más prolijos", ingresó en total 3.987.772,24 euros.

En una de las cuentas del Dresdner Bank se llegaron a hacer un total de veintiocho ingresos en efectivo con una media aritmética de entrega en cada visita de 135.000 euros, mientras que en Lombard Odier, las cuentas registraron 49 abonos mediante ingresos en efectivo o transferencias por un importe global de 6.916.772,24 euros.

Posteriormente, pasaba a una fase que el juez denomina de "encubrimiento" que es cuando invertía ese dinero en valores bursátiles españoles, fundamentalmente, y en una "tercera fase de integración de los fondos blanqueados" reinvertía las ganancias "permaneciendo los fondos depositados en las cuentas bancarias hasta el año 2009", cuando estalla Gürtel y empiezan las salidas de dinero vía transferencias.

En ese año se registran salidas por valor de 3,5 millones cuentas bancarias de las entidades Brixco y Lidmel en Estados Unidos y, según Ruz, para todo ese proceso se sirve de Yáñez, "así como de estructuras societarias complejas y opacas, actuando como sociedades pantalla y desvinculadas del beneficiario real", como son la Fundación Sinequanon, en Panamá, o Tesedul, en Uruguay. En la última comisión rogatoria sobre las cuentas de Lombard Odier se han detectado también transferencias de fondos hacia cuentas del HSBC de Nueva York, entre cuyos titulares figura la sociedad del también extesorero Ángel Sanchis.

Para cambiar la situación procesal de Bárcenas —quien hasta ahora tenía impuestas comparecencias quincenales, retirada del pasaporte y prohibición de salir de España— el juez destaca el "ingente acervo indiciario acumulado" de la participación del extesorero "en diversos delitos sancionados todos ellos con penas de prisión de diversa duración, en algunos supuestos de hasta seis años", en el caso del delito de blanqueo de capitales.

Bárcenas está también acusado de defraudar a Hacienda más de seis millones de euros, lo que eleva aún más la penalidad y con ello el riesgo de fuga, unido además a la "elevada" petición del fiscal de imponerle una fianza por responsabilidad civil de 28,1 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento