El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que le gustaría que la ahora secretaria de Estado de Presupuestos y conselleira de Facenda cuando se fraguó la fusión de las antiguas cajas, Marta Fernández Currás, compareciese en la comisión parlamentaria que investiga lo ocurrido, pero ha justificado su ausencia y ha reivindicado que él sí comparecerá el próximo viernes 5 de julio.

"A mí me gustaría que compareciese, pero si no comparece físicamente lo hará por escrito. Y el presidente de la Xunta quiso, quiere y comparecerá el próximo viernes", ha aseverado en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta. En ella, ha avalado la ausencia de Currás en base a un informe de la Secretaría de Estado y de su Asesoría Jurídica, al tiempo que ha "agradecido" que proponga responder por escrito.

Por otra parte, preguntado sobre la intervención de los exdirectivos de Caixa Galicia y Caixanova la semana pasada, ha replicado que cada uno "tiene la responsabilidad de responder lo que considere oportuno" para añadir que "su diligencia o no" a la hora de contestar a la preguntas formuladas en la comisión es "una cuestión opinable" y en la que cada uno debe "juzgar lo que considere oportuno".

Asimismo, en relación a la decisión de AGE de divulgar información considerada secreta de esta comisión, el presidente gallego ha replicado que el Gobierno "no cometerá ningún delito" y que, en el caso de la formación que lidera Xosé Manuel Beiras, será la Cámara autonómica y sus letrados quienes deberán afrontar "un grave problema" y dirimir en qué responsabilidades se incurre.

"Sería sorprendente que en el lugar de donde salen las leyes se incumplan", ha reflexionado, en la misma jornada en la que AGE ha decidido entregar a los medios de comunicación "documentación considerada secreta y reservada", entre la que se encuentra el informe de KMPG sobre la integración de Caixa Galicia y Caixanova.

La oposición "confunde"

Dicho esto, ha esgrimido que, aunque él creyó inicialmente que todos los grupos del Pazo do Hórreo querían aportar "luz", ha constatado que la oposición "parece que quiere confundir y que la gente no sepa por qué se fusionaron" las antiguas cajas de ahorro. Al respecto, ha instado a los grupos a ver la documentación remitida a la Cámara autonómica "si quieren que realmente Galicia sepa que ninguna caja era viable por sí sola".

"Pero si lo que interesa es no contar la verdad, eso ya es responsabilidad de los diputados, no de la Xunta", ha contrapuesto Feijóo, antes de sentenciar que la emisión de preferentes "no tiene nada que ver con la fusión".

"Sólo personas si formación o que quieran hacer un planteamiento torticero puede decir lo contrario", ha esgrimido, después de que la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, afirmase en el pleno que el "cuaderno de ventas" —como aludió al informe de KPMG— hacía constar que había que vender 688 millones en preferentes para "pagar con eso la deuda al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)".

Frente a ello, ha matizado que lo que decía KPMG es que "se podía devolver el dinero del FROB en el año 2015 si se emitían preferentes". "Pero evidentemente eso no tiene nada que ver con la fusión de las cajas; se puede devolver el dinero en 2015, se puede devolver en 2017, se puede devolver con preferentes, con ampliaciones de capital o con emisión de acciones", ha expuesto.

Por otra parte, sobre la acusación del portavoz del BNG, Francisco Jorquera, de que prácticamente todas las preferentes fueron emitidas en épocas en las que gobernaba el PP, ha replicado que "de los 1.200 millones de euros de preferentes, 1.076 millones fueron autorizadas con un Gobierno del PSOE en Madrid".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.