Anuncios de prostitución
Un periódico con decenas de anuncios de prostitución. Archivo

Un hombre de 42 años, A.E.M. ha sido detenido en Vizcaya acusado de haberse vengado de los responsables de una empresa de la comarca Odra-Pisuerga (Burgos), para la que había trabajado, ofreciendo sus datos por Internet para contactos sexuales.

La Guardia Civil pudo seguir el rastro hasta un wifi municipal, desde el que fueron subidas las ofertas sexualesA través de un portal de anuncios, el detenido había publicado anuncios ofreciendo contactos sexuales en los que facilitaba los nombres y teléfonos de tres directivos y de la propia empresa, por lo que la Guardia Civil le atribuye los delitos de usurpación de estado civil y de injurias con publicidad.

Las tres víctimas, dos gerentes y otro directivo, denunciaron en febrero que venían recibiendo llamadas en sus teléfonos móviles de personas que solicitaban servicios sexuales y que decían que habían tomado sus datos de una oferta en un portal de Internet.

El Equipo de Investigación Tecnológica de la Policía Judicial de Burgos comprobó que alguien había facilitado y publicado sus nombres, números de teléfono y direcciones como contactos para servicios sexuales.

El primer paso de la llamada Operación Yelmo fue la retirada inmediata de los anuncios. Después, los agentes pudieron seguir el rastro hasta una localidad de Vizcaya desde donde se habían publicado los falsos anuncios valiéndose de un servicio gratuito de wifi municipal.
 
Finalmente los investigadores consiguieron identificar y detener al autor, un hombre que actuó por venganza ya que afirmaba haber trabajado para la empresa que dirigían las víctimas y que le debían varias nóminas.