La Audiencia Provincial de Madrid ha anulado este miércoles la investigación del juez Elpidio José Silva al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, por convertir la concesión de un crédito de 26,6 millones a Marsans en una "causa general", si bien el banquero no saldrá de prisión de forma inmediata.

En un auto notificado por la sección 30 de este tribunal, los magistrados estiman el recurso interpuesto por la defensa de Blesa y la Fiscalía contra los autos en los que Silva ordenaba la reapertura de las actuaciones, al considerar que las ha convertido en "causa general en busca de los responsables de la crisis económica general que atravesamos y su castigo".

De esta forma, los tres magistrados anulan no sólo las reaperturas, decretadas por Silva en junio y noviembre del pasado año, sino todas las actuaciones derivadas de las mismas, incluyendo la causa de la compra del City National Bank de Florida por la que envió a prisión incondicional a Blesa el pasado 5 de junio. La sala aclara al titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid que "en modo alguno la crisis en los Estados Unidos" ni la que desde 2010 padecen "los Estados de la Eurozona", ni tampoco "una gestión bancaria nefasta" —argumentos que esgrimió Silva para reabrir la investigación— "pueden servir de base" para ello.

La decisión del juez Silva era improcedente y vulnera el derecho de defensa En su opinión, "la desproporción y desconexión entre lo que es objeto del proceso y lo argumentado" por el juez que, recuerda, es en "gran medida copia de la página web Wikipedia", es de "tal naturaleza y magnitud y constituye tan desacertado proceder, que ha dado lugar a una causa en la que lo menos relevante es el concreto hecho denunciado". Por ello, consideran que la decisión de Silva, que el martes pidió amparo al Consejo General del Poder Judicial tras haber denunciado públicamente que era víctima de "injerencias" y "muchísimas presiones" de todo tipo, era "improcedente y vulnera el derecho de defensa".

La decisión de la Audiencia no implica la excarcelación inmediata del banquero ya que, según fuentes fiscales consultadas por Efe, formalmente Blesa está en prisión preventiva por la adquisición por parte de Caja Madrid del City National Bank de Florida, de la que el tribunal que se ha pronunciado no tiene conocimiento. "Es una evidencia que la causa del City National Bank tiene su origen en la anterior, pero la sección 30 no tiene conocimiento de la misma, por lo que no puede decretar la libertad de Blesa", han señalado estas fuentes, que han agregado que la Fiscalía, que ya recurrió el encarcelamiento del expresidente de Caja Madrid, se plantea pedir de nuevo su libertad.

Así, el Ministerio Público solicitaría al juez Elpidio José Silva que, a la vista de lo decidido por la Audiencia Provincial y sin esperar a la resolución del recurso, ordene la puesta en libertad del exbanquero. Según las mismas fuentes, que estiman que la defensa de Blesa también planteará la libertad de su cliente, han señalado por último que estas peticiones serían innecesarias si Silva decidiera actuar de oficio y acordar su excarcelación.

Pero si el magistrado no lo hiciera y tampoco atendiera las peticiones del fiscal y del abogado de Blesa, habría que esperar a que una sección distinta a la de ahora, la número 15, resuelva los recursos contra el auto de prisión.

En otro de los autos notificados este miércoles por el tribunal madrileño, los magistrados anulan también la decisión de Silva de prohibir al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán salir de España y retirarle el pasaporte, al considerar que "no existía necesidad" de tomar esa medida ni había riesgo de fuga. Por último, subraya que el sindicato Manos Limpias, que dio origen al procedimiento tras presentar una denuncia en diciembre de 2009, no cumple ninguno de los requisitos exigidos por la ley para actuar como acusación particular, por lo que anulan su personación. "Ni es titular del bien jurídico protegido por el delito societario que se denuncia, ni tiene, por tanto, la condición de ofendido; como tampoco la de perjudicado, por no haber sufrido personalmente alguna consecuencia dañosa del hecho", concluye.