Las intensas lluvias que han azotado la Val d'Aran y el Pirineu de Lleida han obligado a cerrar los accesos al parque natural de Alt Àneu y de Aigüestortes i Sant Maurici, donde los Agentes Rurales están patrullando para evitar el paso de vehículos.

Según ha informado este miércoles Protección Civil de la Generalitat, la pista forestal de Àreu a Boet, que permite acceder a los excursionistas a la Pica d'Estats, ha quedado cortada por la riada por lo que no se podrá utilizar hasta que se reparen los daños.

La riada ha destruido tres pequeños puentes que cruzan la Noguera de Vall Ferrera, uno de ellos que daba acceso al Museu Serradora d'Àreu, que ha quedado aislado y que no se podrá reabrir hasta que se reconstruya el puente.

Consulta aquí más noticias de Lleida.