El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha comparecido en el Congreso de los Diputados ante los medios de comunicación para dar explicaciones sobre el enredo con el DNI de la infanta Cristina y la adjudicación de la venta de 13 fincas a su persona por "error". Montoro ha dicho que no tiene "ninguna explicación" para lo que ha ocurrido y ha anunciado que ha ordenado una investigación interna.

"La seguridad como contribuyentes ya sabemos que también tiene errores", ha dicho el ministro, que ha pronunciado numerosas veces la palabra "error" para referirse a lo ocurrido, en la línea del comunicado oficial que el martes difundió la Agencia Tributaria. Montoro ha pedido a la prensa "que no vean fantasmas volando" y que lo que ha pasado, en cualquier caso, "no tiene consecuencias en el proceso judicial".

Preguntado una y otra vez sobre la coincidencia en la inclusión en varios documentos del DNI de la infanta, el ministro ha dicho que "técnicamente" no sabe cómo se pudo producir y que tratan "de que no se repita". Montoro ha dicho que el "error" estaría en la adjudicación hoy "a la infanta unas propiedades y unas enajenaciones que no ha hecho", pero sobre la comprobación, en su día, de los datos originales solo ha insinuado que "no la habrá habido, supongo".

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha pedido disculpas a la casa real por este asunto, un "la mentable error" administrativo que no debería, ha dicho, utilizarse "en clave política" aunque su trascendencia sea mayor porque afecta a un miembro de la Casa del Rey. Montoro ha defendido la labor de la Agencia Tributaria, que es "una de las más eficientes del mundo".