Desempleo
Oficina de empleo de la calle Orense de Madrid. Beatriz Velardiez / EFE

Los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la Unión Europea (UE) prevén respaldar el adelanto del desembolso de los 6.000 millones de la iniciativa europea contra el desempleo juvenil a 2014 y 2015, una cantidad inicialmente prevista para todo el período 2014-2020.

En la cumbre que se celebrará el 27 y 28 de este mes, los Veintisiete esperan apoyar este adelanto, que ha sido propuesto por España y otros Estados miembros, y respaldado públicamente por el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso.

La iniciativa de empleo juvenil debe estar completamente operacional en enero de 2014 "Tiene que prepararse todo para que la iniciativa de empleo juvenil esté completamente operacional en enero de 2014, permitiendo que comiencen los primeros desembolsos a los beneficiarios de las regiones europeas con desempleo juvenil por encima del 25%", indica el borrador de las conclusiones de la cumbre, consciente de que el drama del paro europeo no puede esperar.

A continuación, el texto hace referencia a la posibilidad de adelantar el desembolso a 2014 y 2015, en un apartado que aún está por negociar y sólo será incluido en las conclusiones finales si se logra un consenso en este sentido.

Los Veintisiete —un bloque de países con unos 5,7 millones de jóvenes desempleados— prevén acordar también que los Estados que se beneficien de esta iniciativa adopten un plan antes de finales de año en el que especifiquen cómo van a poner en marcha la Garantía Juvenil.

La CE, por su parte, dice que presentará un informe en el próximo año 2016 sobre la aplicación de esta medida para estudiar su posible mejora.

Ayuda sin nuevas condiciones

El comisario europeo de Empleo, László Andor, negó recientemente que se esté discutiendo exigir a los países beneficiarios que cumplan con "nuevas condiciones" a cambio del adelanto de los fondos.

España defendió el adelanto de los fondos durante la cumbre europea de Economía y Empleo celebrada el pasado viernes en Roma y el asunto volverá a debatirse en la próxima reunión del 3 de julio en Berlín sobre empleo.

Durante la cumbre, los Veintisiete también instarán a los países con altas tasas de desempleo entre los jóvenes a poner en marcha "medidas activas" para "facilitar la transición entre la escuela y el trabajo", y a avanzar en la ampliación de reformas estructurales en los mercados laborales, el sistema educativo y para los emprendedores.