El Ministerio de Hacienda ha reconocido este martes en un comunicado que hubo un error en la imputación de transmisiones de inmuebles a la infanta Cristina, consecuencia de que la información que recibió la Agencia Tributaria constaba el mismo DNI que el de doña Cristina.

Por ello, Hacienda ha anunciado que, ante este error, iniciará un proceso de revisión de algunas de sus fuentes de información.

"En fechas próximas", Hacienda remitirá al juez los informes solicitados y aún pendientes de remisión El ministerio sostiene que la Agencia Tributaria "no comprobó ni verificó los datos" remitidos al juez Castro porque "no podía hacerlo al tratarse de una solicitud de información".

Añaden además que esta información "corresponde a ejercicios prescritos", y que por ello "no existe posibilidad legal de hacer ningún tipo de comprobación en vía administrativa".

Hacienda insiste en que los datos que remitió al juez José Castro, instructor del caso Nóos, sobre los trece inmuebles y fincas que habría vendido la infanta por 1,4 millones de euros son los que figuran en su base de datos y que "son proporcionados por terceros".

Por último, el ministerio ha adelantado que "en fechas próximas" remitirá los informes solicitados por el juez y aún pendientes de remisión.

El juez ya tiene la documentación

El juez Castro ha recibido este martes documentación del Colegio General del Notariado y de varios registros de la propiedad sobre las fincas de las que le informó el pasado viernes la Agencia Tributaria y examinará si la infanta Cristina es "adquirente o transmitente" de alguna de ellas.

El magistrado estudiará si "en el tracto registral" de las fincas en cuestión y escrituras públicas aportadas aparece la infanta Cristina con su identidad, "con parte de ella, con solo su tratamiento o con solo su DNI" y hará constar sus conclusiones al respecto en una providencia, según ha anunciado en una resolución.

Castro ha trasladado a las partes que están personadas en el caso Nóos los escritos que ha recibido desde los registros de la propiedad de Alicante, Pilar de la Horadada y Arenys de Mar y un acuse de recibo del de Almagro, así como también de la documentación aportada por el Consejo General del Notariado sin que el juez la hubiera pedido. 

Este último ha informado, de hecho, de que la infanta Cristina no es propietaria de ninguna de las fincas. "En ninguna de dichas escrituras públicas figura la Infanta como propietaria o titular de derecho alguno de las fincas cuya propiedad se le había atribuido", ha xplicado en un comunicado.