Un experto defiende que el 'coaching' de Fabra puede tener un retorno para la sociedad pero anima a "cuidar las formas"

El presidente de la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas y catedrático de Organización de Empresas de la Universitat de València (UV), Roberto Luna, ha defendido este viernes "el retorno para toda la ciudadanía" que puede tener el 'coaching' tanto del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, como de todos los políticos, pero ha instado "cuidar las formas" y ha propuesto un "concurso más competitivo" para seleccionar al 'coach'.
8ª Jornada de TMT en Valencia
8ª Jornada de TMT en Valencia
Europa Press

El presidente de la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas y catedrático de Organización de Empresas de la Universitat de València (UV), Roberto Luna, ha defendido este viernes "el retorno para toda la ciudadanía" que puede tener el 'coaching' tanto del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, como de todos los políticos, pero ha instado "cuidar las formas" y ha propuesto un "concurso más competitivo" para seleccionar al 'coach'.

El también autor del libro de management 'El líder no nace... se hace' se ha expresado en estos términos en declaraciones a Europa Press, durante la 8ª Jornada de Talento & Management Tendencias (TMT), -organizada por el Centro Europeo de Coaching Ejecutivo y el Máster de Gestión del Talento de RRHH y Coaching de la UV que se celebra en Valencia-, al ser preguntado por la polémica suscitada tras conocerse la contratación por parte de la Generalitat de un entrenador para mejorar el liderazgo de Fabra, con un coste de 20.000 euros, que finalmente asumirá él mismo.

Para Luna, "el mundo político necesita más que nunca entrenamiento en gestión del talento y en técnicas de desarrollo". "El problema —ha continuado— es que estas cosas llaman la atención porque solo se aplica a uno, pero por supuesto todos los políticos necesitan entrenadores que les ayuden a mejorar su rendimiento y más, cuando muchas veces no son entrenados para ser políticos; son elegidos pero nadie les forma ni entrena en muchas cosas que tienen que hacer de gestión, de trabajar en equipo, de liderar proyectos". "No han sido elegido en un proceso promocional por su talento, han sido elegidos en base más a las ideas o sus partidos".

No obstante, "hay que cuidar las formas" a la hora de fijar los criterios de elección de un 'coach' y en este caso, le ha llamado la atención, que el profesional escogido no cuente con el respaldo de una asociación "fuerte" en coaching ejecutivo como es la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas, que ofrece "certificación y garantías de responsabilidad".

En este sentido, ha señalado "las formas es lo que no se ha cuidado en este aspecto y pediría que hagamos las cosas más serias". Así, ha planteado que "en ese tipo de acciones tendría que haber un concurso más competitivo para elegir a quién utilizas como 'coach'" pero independientemente de eso, ha defendido "el tremendo retorno de inversión que puede tener la mejora" tanto de Fabra como de cualquier líder político "para toda la ciudadanía".

"Ese es el verdadero debate" ha subrayado, y "no hay que banalizarlo", ya que aunque admite que le sorprende la forma de tomar la decisión, también considera la polémica sobre el entrenador para Fabra "un poquito absurda".

De hecho, ha asegurado que "es una práctica habitual" en políticos, "lo que pasa es que normalmente no se dice" pero "igual que se una empresa entrena y forma a sus directivos, no entiendo por qué no se debe entrenar un político", ha argumentado.

En este sentido, Luna ha apuntado que "hay mensaje de la ciudadanía al político muy claro de mejora. Somos capaces de asumir muchas cosas de austeridad pero necesitamos ejemplo en la política también y la política no está dando ejemplo en nada. Hay una sensación de impotencia e injusticia muy alta en la ciudadanía y es muy difícil seguir a un líder cuando tienes esa sensación de fondo en el ciudadano".

Por ello, "van a tener que convencer de otra manera" y es ahí donde el experto cree que la política requiere de "renovación". "Lo mismo que se está pidiendo a las empresas, renovar la manera en que las organizaciones políticas están funcionando, no puede ser un cuatro años tú cuatro años yo, necesitamos repensar el por qué creen que son representantes y después que cumplan, igual que una empresa porque sino estamos perdidos".

A su modo de ver, "no estamos encontrando un paralelismo de instituciones que estén dando la talla al nivel de lo que deberíamos tener en este país". Ha reclamado de este modo "ética y coherencia".

"quitar la grasa,

No el músculo" de las empresas

En momentos, el catedrático ha abogado por invertir en eficiencia, rendimiento y productividad, con planes de gestión del talento y desarrollo para sacar lo mejor de las personas y de las organizaciones. "A las empresas les está costando mucho, con la crisis ha bajado bastante" y ahora únicamente una de cada cinco empresas mantiene este tipo de estrategias.

Según Luna, "las empresas están asumiendo que las personas son costes y no desarrollo" cosa que "a medio y largo plazo eso merma la competitividad de las empresas". "Hay quitar la grasa, lo que no está beneficiando a la organización, puede que en momentos de bonanza hemos hinchado algunos departamentos, pero eso no supone quitar todo lo que ha caído ahora, ha caído demasiado y decimos cuidado! podemos quitar la grasa pero no el músculo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento