La muñeca Leonor, junto a su inspiración real.
La muñeca Leonor, junto a su inspiración real.

La muñeca Leonor, réplica en juguete de la hija de los Príncipes recién nacida, es uno de los regalos estrella de esta Navidad.

O más bien lo era, porque todas las unidades con este nombre que la empresa alicantina Muñecas Berenguer se han vendido como churros, y no habrá más hasta el año que viene.

"Lo hemos vendido todo a jugueterías y particulares, el ritmo ha sido impresionante", explica el director de la compañía, José Berenguer, quien detalla que fabricaron entre 6.000 y 7.000 muñecas.

Inspiración real

A principios de año, la empresa presentó el modelo de la nueva muñeca, una recién nacida para la que su diseñador se "inspiró" en la infanta, "aunque también cogió elementos de otros niños", reconoce Berenguer.

Se han vendido alrededor de 7.000 muñecas Leonor artesanales
Leonor se puso a la venta con cuatro ropajes diferentes: con vestido de recién nacido, pijama (de verano o de invierno) y con bata.

La muñeca real tiene un peso de un bebé recién nacido (unos 2,3 kilos), auneu el set completo pesa unos 14. El juguete mide casi medio metro y su precio ronda los 65,95 euros, dependiendo de los complementos.

En 2007 habrá más leonores

Los que se hayan quedado sin su muñeca y quieran tener, como los Príncipes, una Leonor en su casa, tendrán que esperar a la presentación del nuevo catálogo de la empresa -en el mes de enero- que incluirá varios modelos de la muñeca real.

El motivo de que no haya más leonores antes es la cuidada elaboración de dicho juguete, que incluye numerosos detalles artesanales (uso de pintura especial, detalles en la piel del bebé) y limita la cantidad de muñecas que pueden salir al mercado.