Los servicios de Emergencias están tratando de reanimar a un niño de 13 años que se encuentra en parada cardiorrespiratoria tras caer a una balsa de riego situada a la altura de la pedanía de Torreagüera, al lado del Rincón Huertano.

Sobre las 16.47 horas, el Teléfono Único de Emergencias '1-1-2' recibía una llamada alertando que el niño había caído al pantano. Al lugar del incidente han acudido efectivos de Policía Local, Bomberos del Ayuntamiento de Murcia y una Unidad Médica de Emergencias (UME) del Servicio Murciano de Salud.

Según han informado a Europa Press fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, al parecer, el niño se ha introducido en el pantano a través de un hueco existente en la valla del pantano, tal y como ha reconocido a los bomberos un amigo de la víctima que le acompañaba en ese momento.

Los Bomberos del parque del Infante han acudido y se han equipado para sumergirse en el agua, pero han tardado entre cinco y diez minutos en encontrar al menor, debido a que ya estaba bajo el agua y las corrientes del pantano dificultaban su localización, según fuentes del Servicio de Extinción y Salvamento del Ayuntamiento de Murcia.

Finalmente, el menor ha sido rescatado, pero se encontraba en parad cardiorrespiratoria, por lo que el personal sanitario ha procedido a su reanimación.

Consulta aquí más noticias de Murcia.