La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha señalado que desde las diferentes administraciones se ha de impulsar el marco apropiado para que la rehabilitación y la regeneración urbana sirvan de "motor" para el sector de la construcción, "muy castigado por la crisis económica y tradicionalmente intensivo en mano de obra", lo que lo convierte —ha dicho— en "clave para la generación de empleo".

Bonig ha inaugurado la jornada 'Rehabilitación y Regeneración Urbana', organizada por la Diputación de Castellón y la Conselleria, con el objetivo de presentar a los alcaldes y técnicos municipales las posibilidades que plantea el nuevo Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria y la Regeneración y Renovación Urbanas impulsado por el Ministerio de Fomento, según ha informado el Consell en un comunicado.

En su intervención, la consellera ha hecho hincapié en el "potencial" de la rehabilitación que "puede alcanzar actuaciones en cerca de 300.000 viviendas, con volúmenes que al final de la década podrían llegar a casi 12.000 millones de euros entre inversión directa e inducida".

La titular de Infraestructuras ha subrayado que por cada cien viviendas rehabilitadas se generan hasta 41 empleos y una inversión productiva directa e indirecta de hasta 9,6 millones de euros. En estos últimos años, —ha aclarado— "de todo el volumen de negocio creado en rehabilitación —659 millones de euros—, el 78 por ciento se ha generado en la Comunitat, un porcentaje que se traduce en 514 millones de euros".

"Este potencial es muy amplio en la Comunitat Valenciana, pues el 46 por ciento de las viviendas son anteriores a 1980, por lo que no contaban con elementos de protección/aislamiento térmico y el parque de viviendas de más de 50 años representa el 26 por ciento, es decir, 662.000 viviendas", ha añadido.

297.000

Viviendas para rehabilitar

Igualmente se estima que en el periodo 2013-2025, la demanda de viviendas para rehabilitar en la Comunitat será de 297.000, lo que puede movilizar una inversión directa e inducida de 12.000 millones de euros, en dicho periodo.

Así, Bonig ha indicado que "hemos de avanzar sobre la típica subvención pública y se deben atajar los problemas estructurales que impiden una normalización del mercado". En este sentido, la consellera ha recordado los "efectos positivos" que la rehabilitación y la regeneración urbana tienen en el empleo, la eficiencia energética, la calidad de vida de las familias y la mejora del entorno inmediato de vida de los ciudadanos.

Según ha explicado, una parte importante de los fondos estructurales europeos en el nuevo marco de financiación 2013-2020 van a tener que ver con las cuestiones energéticas, "por lo que es necesario trabajar intensamente para que una fracción de estos fondos permita la financiación de cuestiones relacionadas con la eficiencia energética de la vivienda".

Además, ha señalado la consellera que "existen ayudas previstas en el nuevo Plan de Vivienda 2013-2016 impulsado por el Ministerio de Fomento", y ha dicho que la Ley sobre regeneración urbana del Ministerio "ayudará a agilizar en gran medida los procesos de rehabilitación".

Para Bonig, "ambas iniciativas del Ministerio de Fomento son concordes con la política del Consell y suponen un claro aval a la rehabilitación como instrumento esencial para regenerar nuestras ciudades y para generar actividad y empleo". "La rehabilitación el subsegmento más intensivo en la generación de mano de obra, ya que se crean 30 puestos de trabajo por millón de euros invertido", ha explicado.

También ha destacado la importancia de simplificar los trámites administrativos y legales del marco de ayudas y la "necesaria" implicación de la iniciativa privada en la rehabilitación.

Tres ejes

Sobre el Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria y la Regeneración y Renovación Urbanas impulsado por el Ministerio de Fomento, Isabel Bonig ha señalado que se centra en tres ejes, "la seguridad y la conservación, la eficiencia energética y la accesibilidad".

"Este Plan da máxima prioridad para solventar mediante el alquiler social de rotación los problemas de vivienda de las familias realmente desfavorecidas, apuesta por la rehabilitación y regeneración urbana, y apoya a iniciativas en relación con la eficiencia energética y la sostenibilidad de los edificios en particular y de las ciudades en general", ha expuesto.

El Plan contempla también ayudas para las actuaciones de regeneración y renovación urbana, al actuar sobre entornos degradados urbanísticamente y un "importante" retorno fiscal de las ayudas en materia de rehabilitación.

Consulta aquí más noticias de Castellón.