Cáritas Diocesana de Zaragoza ha alcanzado en 2012 cifras "históricas" de personas asistidas, elevándose a las 11.429 en la provincia y a 5.122 familias, un 9,9 y 13,7 por ciento más que el año anterior, respectivamente, mientras que ha aportado 1.128.043 euros en ayudas directas, un 34,68 por ciento por encima de 2011, cuando se sumaron 837.557 euros.

Así lo han expuesto en rueda de prensa el director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Sauras, y el secretario de la misma organización, Francisco Yagüe, quienes han dado a conocer la memoria de actividad de esta entidad del año pasado. El primero ha remarcado que el paro está siendo un "condicionante importante" ya que el grupo de personas atendidas que más ha aumentado es el de que quienes están en edad de trabajar.

Así, seis de cada diez asistidos se incluyen en ese colectivo, ha detallado, para comentar que las personas que permanecen durante mucho tiempo en el paro, pierden o están en peligro de perder la vivienda y ven afectada su salud, alimentación y educación en el caso de los hijos, incidiendo en "la dignidad y supervivencia normal de la familia".

En relación con el empleo, el informe refleja que el paro está precarizando la situación económica y laboral de algunas personas inmigrantes. Por otra parte, el porcentaje entre personas ayudadas nacidas en España ha superado por primera vez a los extranjeros, con un 51,1 y 47,1 por ciento, respectivamente. Por sexos, el 51,3 han sido hombres y el 48,7 mujeres.

La memoria de Cáritas Zaragoza de 2012 indica que el 40,1 por ciento de las familias acogidas lo han sido por primera vez, una tendencia de descenso que refleja que "el grueso de familias lleva más de un año siendo ayudadas", algo que significa una "cronificación" de la pobreza, ha dicho el secretario de esta entidad, Francisco Yagüe.

Además, el número de familias con menores es el 52,1 por ciento, con el 36,5 por ciento de parejas con hijos, el 21,7 de hogares monoparentales, el 24,3 personas solas y el 5,2 grupos sin parentesco ni núcleo familiar.

AYUDAS

Cáritas Diocesana de Zaragoza ha otorgado 8.446 ayudas en 2012, por valor de 1.128.043 euros, lo que supone una media de 3.090 euros diarios en ayuda directa a las familias, que se distribuyeron entre alimentación, el 56,15 por ciento de la cuantía, vivienda, el 30,52, educación, el 4,95, y gastos sanitarios, el 2,6 por ciento.

Por número, 3.547 ayudas han sido de alimentación, 1.818, de vivienda; 1.750, de salud —medicación, higiene, ópticas, ortopedia—; 474, educación formal; 354, transporte; 232, documentación y trámites, y 271 en otros conceptos.

En este sentido, el secretario de Cáritas Diocesana de Zaragoza ha subrayado que "hay más dificultad de acceso al derecho ciudadano a la salud", algo que también ocurre con la educación formal y con el acceso al material escolar y las becas de comedor, han apostillado.

En relación con la vivienda, ha comentado que el 20 por ciento de las personas atendidas "están en situación de precariedad" ya que el 14,4 por ciento residen en espacios realquilados, el 4,8 por ciento en viviendas cedidas gratuitamente y el 4,5 son personas sin hogar. Además, solo el 9,4 por ciento dispone de vivienda propia y el 52,3 por ciento está en régimen de alquiler.

Apoyo público

El secretario de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Francisco Yagüe ha expuesto que la tasa de cobertura del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) en 2011 fue del 6,51 por ciento sobre la población en pobreza, un índice "muy escaso", por lo que ha reclamado que en la revisión de la normativa que el Gobierno de Aragón ha anunciado que está realizando "no sea más restrictivo de lo que es ahora".

Yagüe ha añadido que en otras Comunidades la cobertura de esta ayuda alcanza el 66 por ciento, como en el País Vasco, el 32,5, en Navarra, y el 18 por ciento, en Asturias. También ha advertido de que la ayuda de integración familiar, dirigida a familias con hijos, se ha reducido en 2010 y 2011 y en 2012 "se mantiene sin cambios".

Por lo que se refiere a las ayudas de urgente necesidad, que otorga el Ayuntamiento de Zaragoza, ha dicho que en 2012 han aumentado su presupuesto, pero en 2010 y 2011 se habían disminuido, la normativa interna "restringe más el acceso" y "no es suficiente porque no se corresponde con la demanda que está haciendo".

No ha funcionado

El director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Sauras, ha alertado de la "debilidad" del sistema de protección social, que "no ha funcionado como debía porque no se cimentó" adecuadamente, de forma que no se atienden los derechos de las personas y la pobreza es cada vez "más intensa, extensa y crónica".

En este sentido, ha detallado que el 44 por ciento de las personas que atiende Cáritas llevan más de tres años demandando ayuda "sin poder encontrar un horizonte de autonomía económica y personal" y ha pedido a quienes gobiernan que "se rompan la cabeza para que la crisis no recaiga sobre los más débiles y sobre quienes no pueden más", para estimar que ha faltado una "respuesta más rápida y ágil".

Ha agregado que los datos reflejan que si bien la crisis está afectando a buena parte de la sociedad "para los más vulnerables las consecuencias son más graves", a quienes se "está hundiendo", para recalcar que "la desigualdad se ha profundizado".

Sauras ha recordado que los pobres representan en Aragón el 21,2 por ciento de la población y de 2010 a 2011 se ha incrementado el 37 por ciento la distancia entre el 20 por ciento más rico y 20 por ciento más pobre.

La cara positiva de esta situación, ha apuntado, es la reacción "muy solidaria y generosa" de muchas personas, con el incremento de voluntarios, socios y donantes, que se mantiene en el tiempo y con un rejuvenecimiento de quienes ofrecen su ayuda.

SOLUCIONES

El director de Cáritas Diocesana de Zaragoza se ha referido a las campañas que realizan con más incidencia dos veces al año, en Navidad y con ocasión de la fiesta del Corpus Christi, que se celebra este domingo, para comentar, no obstante, que la sensibilización es una "tarea permanente" porque se trata de que "las personas nos vayamos transformado" y asumiendo compromisos de colaboración, independientemente de la aportación económica.

En este contexto, se enmarca la campaña 'Vive con sencillez y otro modelo de convivencia nos hará felices', sobre la que el secretario de la entidad ha explicado que pretende favorecer las relaciones de vecindad, la ayuda mutua y el trueque, primar el tiempo dedicado a las personas y evitar el afán de riqueza "que nos ha conducido al anterior modelo" social y económico.

Además, supone cumplir con los deberes ciudadanos y fiscales, contribuir, según las propias posibilidades, a que todas las personas posean una vivienda digna y empleo, así como incentivar el compromiso de las empresas con la sociedad, como ya están haciendo algunos restaurantes, peluquerías, odontólogos y abogados, ha ejemplificado.

La campaña incluye una charla este miércoles, 29 de mayo, a las 19.00 horas, en la Casa de la Iglesia del secretario general de Cáritas Española, Sebastián Mora, y una eucaristía este jueves, 20 de mayo, a las 20.00 horas, en la parroquia de San Pablo de la capital aragonesa, para las Cáritas de la provincia.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.