The Soaked Lamb
La cantante de la banda portuguesa The Soaked Lamb, durante el concierto ofrecido en la apertura del Womad 2013. Esteban Martinena / Efe

Hasta el domingo, la ciudad de Cáceres será la capital de las músicas del mundo. El festival que lo posibilita es el Womad, que cumple su vigésima segunda edición y espera la llegada de 50.000 'womeros'.

El evento, que la organización describe como una "apertura de mente y oídos" a otras culturas, así como a la libertad, ofrecerá las actuaciones de 17 bandas procedentes de 10 países de los cinco continentes.

"La música del futuro es la world music", ha asegurado Johnny Kalsi, líder del grupo The Dhol Foundation, procedente de la India y afincado en Londres, cuya actuación es una de las más esperadas de la noche de este viernes tras su intervención en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres.

La música del futuro es la world music Los británicos hacen una música denominada etno-tecno, donde la percusión del tradicional dhol es la base.

Durante cuatro días, por los escenarios del WOMAD pasarán bandas procedentes de diez países, con especial atención a Malí, a quien desde la organización se ha prestado una atención especial por las graves dificultades internas que están pasando.

Por ello, de este país llegan a Cáceres artistas como Bassekou Kouyate & Ngoni Ba, que actúan este viernes, y Rokia Traoré, que lo hará el sábado.

Los platos fuertes del viernes serán, además de los mencionados, la caboverdiana Carmen Souza, con una voz rica en matices, los chinos Hanggai y el almeriense Niño Josele.

A ellos se unen grupos y proyectos extremeños que han nacido bajo las influencias de estos ritmos, como es el caso de Alienígenas, encargados de abrir el festival, y Mambo Diablo Big Band. Este último está compuesto por 35 músicos del Conservatorio de Música de Cáceres y de la Escuela de Música de Hamburgo (Alemania), cuyo director, Leandro Lorrio, reconoce que la influencia de Womad es clara en el centro de Cáceres con una rama de música moderna y del mundo.

La música de Womad no solo estará en los escenarios de la Plaza Mayor o la Plaza San Jorge, sino que se respirará en cualquier rincón.

También habrá muestras de gastronomía en la Plaza de las Veletas y San Jorge, y la Filmoteca de Extremadura proyectará un ciclo dedicado a África y a India, con la colaboración de Casa África.

La artesanía de las diferentes culturas también tiene su espacio en el festival y se pude disfrutar de ella en el Paseo de Cánovas, en donde hay ubicados 264 puestos.

¿No tienes como ir a este festival? Comparte coche.