Una jueza de Sabadell (Barcelona) ha descartado desalojar un bloque de pisos ocupado por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), como solicitaba la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), titular de la finca. La magistrada considera que las once familias que viven allí lo hacen por necesidad.

El edificio, ubicado en el barrio de Gràcia de la cocapital vallesana, cuenta con 40 viviendas y está vacío desde hacía cuatro años. Es el tercer bloque en Sabadell ocupado por la PAH, que ya cuenta con ocho inmuebles ocupados que han puesto a la disposición de familias desahuciadas o sin recursos dentro de la campaña 'Obra Social la PAH'.

Se da la circunstancia, según la Plataforma, que es la primera vez que la Sareb solicita una medida cautelar de estas características. Como medida de presión, unas 300 personas se concentraron ante los juzgados de Sabadell contra el eventual desalojo.

Además, la Plataforma presentó el lunes en el juzgado un escrito en el que se opone a que se valoren como más urgentes los intereses de la Sareb, entidad participada en un 45% por fondos públicos, que los de las familias sin recursos.

Asimismo, recuerda que la situación de los servicios sociales municipales es de "colapso" en materia de vivienda, mientras que dicho bloque ha estado cerrado y degradándose durante cuatro años.

Por ello, solicita la implicación de las entidades financieras y de la Sareb en la creación de un parque de viviendas con alquiler social para dar respuesta a la situación de emergencia.

"Confiamos que esta sentencia marcará un antes y un después", ha explicado este jueves Marta Afuera, portavoz de la PAH de Girona, que espera que esta resolución judicial sirva de precedente y permita evitar el desalojo de otro bloque ocupado en Salt (Girona).

Caso similar en Salt

Precismante, representante de la PAH y la abogada Raquel Fauria se han reunido este jueves con el alcalde del municipio, Jaume Torramadé, y con la concejal de Vivienda, Glòria Pàmies, para tratar la situación de las familias que actualmente viven al bloque de Salt ocupado.

De hecho, el consistorio está en contacto con el Ayuntamiento de Sabadell y sus técnicos para seguir de cerca el caso del bloque de pisos ocupados de este municipio, dado que plantea aspectos similares.

Afuera entiende que las once familias deben poder empadronarse en su nuevo hogar para poder dar de alta la luz, el agua y el gas. Hace unos días que están sin agua corriente porque les obstaculizaran las tuberías con cemento. Es por ello que esperan poder reunirse con la compañía suministradora de agua.

Asimismo, se reunirán con el decanato de los Juzgados de Girona para debatir la problemática de los desahucios e intentar que se unifiquen los criterios en favor de las personas, según ha explicado Afuera, que ha reconocido haber notado un "cambio" positivo en la actitud del gobierno municipal.

Fuentes del Ayuntamiento han explicado que están dispuestos a buscar una salida pero que hay que cumplir la ley. Primero, sin embargo, creen necesario que estas familias acudan a los Servicios Sociales para identificarse, una petición que ha sido aceptada por la plataforma.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.