La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha afirmado este sábado que "jugar a la cacería" o a que "la diana sea el político" es "ir contra la política y por tanto contra la democracia", ha dicho que "no se consigue nada acosando" y ha añadido que "tratar de violentar el voto es nazismo puro".

Cospedal se ha expresado así en la clausura de la segunda jornada de debate con la sociedad organizada por el PP y titulada 'Los políticos no son el problema', en la que ha asegurado que "los acosos, la violencia física y verbal, los ataques a las personas, a sus viviendas y a sus familias no reflejan más que un espíritu totalitario y sectario".

Ha asegurado que en los años previos a la Guerra Civil y en otros momentos de la historia española "se iba a señalar a las casas a ciertas personas por pertenecer a determinados grupos". "Y decían: están ahí y tenéis que ir a atacar. ¿Pero esto qué es? ¿Qué es esto de tratar de violentar el voto?", ha agregado, para responder: "Esto es nazismo puro".

Por primera vez en España un gobierno se ocupa de las personas que sufren un desahucioTras afirmar que no iba a usar la palabra escrache porque no le gusta, la dirigente popular ha señalado que el Gobierno de Mariano Rajoy "por primera vez en España se ocupa de las personas que sufren un desahucio" frente a otros que "nunca hicieron nada".

Y ha añadido: "Por muy loable o defendible que pudiera ser lo que se trata de defender pierde todo el sentido cuando se ejerce la violencia para hacer algo así".

María Dolores de Cospedal ha explicado que el PP tiene la responsabilidad de devolver la confianza a los españoles en las instituciones y en la política. "No es fácil, porque algunos están empeñados en que esa confianza no vuelva", ha dicho. "Y no se consigue nada acosando", ha añadido.

La secretaria general ha asegurado que el PP quiere "hablar de lo que habla la sociedad", en este caso, la política y la corrupción. Citando a Margaret Thatcher, ha asegurado que el objetivo de un partido político es llevar "armonía donde hay disturbios, la verdad donde hay errores, fe donde hay dudas y esperanza donde hay desesperación".