Emilio Gutiérrez Caba
El actor Emilio Gutiérrez Caba Jorge Paris

¿En qué lugar sitúa la televisión?
Hace mucho que es una radiografía de la población. Pero creo que la gente está más en Internet y redes sociales, y eso deja a la gente tonta. ¿Comunicarse por correo electrónico para una comunicación personal? Eso imbeciliza mucho.

¿Qué contenidos echa en falta?
Música, libros, ballet...  No hay nada ni en públicas ni en privadas. Y las públicas no tienen por qué hacer eso.

¿Cómo se siente como actor en la pequeña pantalla?
Soy un actor de teatro que hace televisión, igual que Falete es un cantante que se tira desde un trampolín.

¿Atractivo hacer de político, como en Poder absoluto?
A éste, sí. Su papel y la obra le van bien al momento actual. Esa lucha entre el poder político y financiero. El financiero gana. El capitalismo se está comiendo a sí mismo.

El capitalismo se está comiendo a sí mismo"Y si fuera el papel de un político actual español, ¿lo haría?
No, los actuales no me interesan. Ha bajado su nivel igual que la sociedad.  Estamos en una sociedad gris en ideas y su clase política es igual de incompetente. Hay gente muy válida que no sale, porque no se ha llevado a cabo la segunda transición. Desde el 78 ha pasado mucho.

¿Les iría bien a algunos políticos ver Poder absoluto?
No, no les interesa ver esto ni nada que esté fuera de sí mismos. Alguno que la ha vito ha dicho que le había dolido lo que vio y oyó.

¿Lo que menos le gusta del panorama actual?
El bipartidismo, porque no van a cambiar nada, y es lo que hace falta: un cambio.

¿Hemos perdido la credibilidad?
Totalmente. Lo de Bárcenas es inadmisible. Los políticos han de ser auténticos líderes y afrontar y decir las cosas claras. Hay que echar a los sinvergüenzas, y nadie los echa. La gente se suicida porque la desahucian y ellos, nada. Y encima tienes que aguantar que te digan: usted vive muy bien.

Parece que los actores no tienen derecho a protestar...
Sí, una imbecilidad.Son ataques injustificados. Que tenga un piso no significa que no pueda pedir el cumplimiento de las leyes. Y no tengo por ello que quedarme en la calle sin piso para pedir que la gente no se quede en la calle.