Taller mecánico
Un hombre trabaja en un taller mecánico. GTRES

Cuatro fabricantes japoneses de vehículos, Toyota, Nissan, Honda y Mazda, deberán llamar a revisión unos 3,4 millones de vehículos en todo el mundo debido a un defecto detectado en los airbags de esas unidades.

El fallo, que afecta a coches fabricados entre 2000 y 2004, puede provocar que en caso de accidente no se active el airbag o que la bolsa no se llene de aire adecuadamente, según explicó un portavoz del mayor fabricante del mundo, Toyota Motor, que es el más perjudicado por el problema y deberá revisar unos 1,73 millones de vehículos en total.

El problema parece estar en el sistema que impulsa al mecanismo El sistema de airbag defectuoso de todos estos vehículos fue fabricado por la empresa japonesa Takata entre los años 2000 y 2002.

Según los responsables de seguridad al activarse el airbag el explosivo que contiene podría producir un pequeño incendio en el interior del vehículo, aunque quisieron dejar claro que es un supuesto que hasta ahora no se ha producido.

El problema parece estar en el sistema que impulsa al mecanismo y hace que la bolsa se llene de aire, evitando que el usuario se golpee con el vehículo.