Un grupo de pediatras de Zaragoza han descubierto, junto con investigadores de Alemania y Estados Unidos, una nueva forma de raquitismo hereditario, trabajo que servirá para profundizar en el conocimiento de esta enfermedad.

El raquitismo es una enfermedad infantil producida por un déficit de la mineralización del hueso en fase de crecimiento. El estudio describe por primera vez en el mundo una nueva forma de la dolencia ligada a un gen específico, que se hereda por los hijos y se manifiesta más tarde. La investigación ha sido publicada en la revista Nature Genetics, la de mayor prestigio en el campo de la genética.

El estudio detalla los casos de nueve miembros de tres familias de origen zaragozano, turco y libanés. La de Zaragoza vive en un pueblo próximo al Moncayo. Están afectados por el mal los dos hijos varones, de 9 y 16 años.

El jefe del Servicio de Nefrología Infantil del Servet, César Loris, resaltó el viernes pasado durante la presentación del estudio la importancia de tratar esta patología desde el inicio de la misma y durante toda la etapa de crecimiento.