La Junta de Andalucía ha desactivado este jueves su plan de emergencia de Cádiz ante el riesgo de inundaciones, tras la mejora meteorológica e hidrológica de las últimas jornadas en la cuenca del Guadalete, según informa el servicio Emergencias 112 Andalucía, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta.

Écija desactivó este miércoles por la tarde su plan de emergencia municipal (PEM) aunque mantiene la vigilancia en las zonas más sensibles del municipio, como La Alcarrachela, la Avenida de Andalucía o la calle Amapola. En la Isla del Vicario, uno de los lugares más afectados, se intensifican este jueves las labores de limpieza.

Por su parte, y según se indica en nota de prensa, el municipio sevillano de Badolatosa activó este miércoles su plan de emergencia municipal (PEM) a causa de las intensas precipitaciones. La lluvia anegó una treintena de viviendas de la calle Pablo Iglesias, cuyos inquilinos continúan desalojados.

En Jerez la situación se ha normalizado y las nueve familias de las zonas de Las Pachecas, La Corta y los Cejos del Inglés que permanecían evacuadas han podido volver a sus casas. En la provincia gaditana solo permanece operativo el plan de emergencia municipal de Arcos de la Frontera.

En Córdoba, la crecida del río Guadajoz afectó este miércoles al tráfico ferroviario. A esta hora, permanece cortada la vía entre las estaciones del Chaparral y Fernán Núñez y la previsión es que no quede expedita hasta principios de la próxima semana.

Asimismo, un total de 12 personas de las zonas de Cuevas Bajas permanecen todavía desalojadas en la provincia de Málaga.

Llamadas y carreteras cortadas

Emergencias 112 Andalucía ha atendido un total de 4.078 llamadas desde el inicio del temporal. De ellas, 862 se han atendido en la provincia de Sevilla, 833 en Jaén, 615 en Granada, 526 en Cádiz. El resto se han repartido entre Málaga (472), Córdoba (367), Almería (255) y Huelva (140) y las demás en zonas limítrofes (8). La mayor parte de los avisos se han referido a anegaciones en el viario, así como a incidencias en la red secundaria de carreteras por balsas de agua y desprendimientos.

Un total de 22 vías permanecen aún cerradas al tráfico en la comunidad autónoma andaluza. Once carreteras de la provincia de Cádiz continúan cortadas debido a la lluvia. Se trata de la A-8126 y la CA-9109 en Algodonales; la A-381, la CA-3113 y la CA-4107 en Jerez; la CA-6105 y la CA-5101 en Arcos de la Frontera, la CA-9120 en Torre-Alhaquime, la CA-8201 en Jimena, la CA-9111 en El Gastor y la CA-6108 en Algar.

En Córdoba, siguen afectadas la CO-4205 en Montemayor y la A-3130 en en Montilla. Las carreteras granadinas que permanecen cortadas son la GR-4440 en Venta Nueva, la A-395 y la A-4025 en Sierra Nevada, la GR-5100 en Montejícar, la GR-4440 en Huétor-Tájar. En nivel rojo está la A-4301, donde se necesitan cadenas o neumáticos de invierno y está prohibida la circulación para autobuses, articulados y camiones.

En Jaén, las vías afectadas por las últimas precipitaciones son la A-6075 en Villanueva de la Reina, la JA-4306 en Ventas del Carrizal y la A-6204 en Cazorla. Por último, en Sevilla permance cerrada al tráfico la A-8126 a su paso por Coripe.

Se prevé que la situación meteorológica mejore por lo que la Agencia Estatal de Meteorología no tiene activado ningún aviso de fenómenos meteorológicos adversos en la comunidad ni para la jornada de hoy ni para la del viernes.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.