Manifestación de trabajadores de TMB.
Manifestación de trabajadores de TMB. EP

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia, que no puede recurrir Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), en la que la empresa tendrá que indemnizar con 894.837 euros más intereses, en total más de un millón de euros, a 672 conductores por la denominada 'pausa del bocadillo'.

Este contencioso se remonta a una denuncia del sindicato CGT del 30 de enero de 2007. Para los demandantes –CGT, PSA y ACTUB– los trabajadores no pudieron disfrutar del descanso del bocadillo hasta el convenio de 2009.

Desde TMB indican que sus abogados están estudiando la sentencia, que llegó el pasado lunes, y que no es recurrible. Yque ésta desestima «el recurso presentado por la empresa» por un tema (la pausa del bocadillo no remunerada) que ha sido «resuelto en convenio colectivo» en 2009.

Demanda por daños y prejuicios

El recurso respondía a una demanda «por daños y prejuicios» por parte de estos sindicatos, una vía ante la que TMB estaba «disconforme». Ahora, los adheridos a la demanda cobrarán 4,08 euros por cada día que trabajaron entre el 21 de marzo de 2006 y el 5 de mayo de 2008.

El dinero se encuentra depositado en los juzgadosLa plantilla actual de conductores de TMB es de 3.000 empleados y de esta demanda colectiva se apearon los adscritos a los sindicatos CCOO y UGT. Actualmente, la pausa, de 20 minutos y tiempo ordinario de la jornada, se realiza a mitad o a final del horario de trabajo de los conductores.

Beneficios sindicales

La sentencia del Tribunal Supremo también ha anulado judicialmente «las prebendas o beneficios sindicales» al demostrarse que CCOO, UGT y la empresa pactaban convenios que dejaban a los conductores sin descanso de bocadillo, según la CGT, y con un único día de fiesta semanal a cambio de liberaciones o ventajas sindicales.

"El Supremo no habla de prebendas porque no existen", afirma este jueves a este diario el secretario de organización de la Federació de Transports de la UGT de Catalunya, Joan Piqué. "Siempre hemos defendido que el derecho a la 'pausa del bocadill0' lo tengan todos los trabajadores independientemente de su afiliación sindical", remarca Piqué, quién añade que "así se ha defendido en el comité de empresa y ante la empresa desde 2011".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.