El Ayuntamiento de Málaga no descarta que el edificio de la calle Vendeja, del que este pasado miércoles se desprendió parte del faldón de la cubierta, pudiera tener algún vicio oculto que, con las intensas lluvias, hubiera favorecido este derrumbe.

De hecho, el delegado municipal de Ordenación del Territorio y Vivienda, Diego Maldonado, ha solicitado a los técnicos un informe con el que tener un diagnóstico más exacto de las causas que provocaron el desprendimiento, por el que tres coches que estaban estacionados resultaron destrozados y por el que la única inquilina del inmueble tuvo que ser desalojada de forma preventiva.

A priori, el Ayuntamiento no descarta ese defecto oculto, que habría aparecido por las intensas lluvias. Asimismo, el derrumbe habría estado facilitado por "la estructura del propio tejado, que es muy vertical", según ha señalado a Europa Press Maldonado.

Por su parte, el propietario de este palacio, situado en el número 1 de calle Vendeja y el 9 de Trinidad Grund —por la que se accede—, ha iniciado ya las obras para la reparación y restitución de la cubierta.

Maldonado ha recordado que desde la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) se había dictado una orden de ejecución en 2007 relativa a realizar tareas de conservación del edificio, las cuales fueron ejecutadas por la propiedad en 2009. También consta que se llevaron a cabo otras actuaciones de mantenimiento del inmueble con su correspondiente licencia de obra menor.

Por tanto, el delegado municipal ha manifestado que "la actuación realizada indicaba que el edificio, salvo situaciones justificables por algún tipo de vicio oculto, estaba en buen estado y no tenía problemas aparentes".

10 METROS

El desprendimiento a la vía pública de parte de la cubierta que da a calle Vendeja se produjo sobre las 12.15 horas, cayendo un paño de tejas de una extensión aproximada de unos 10 metros lineales.

Tras producirse el desprendimiento, varias dotaciones de la Policía Local y del Real Cuerpo de Bomberos, así como técnicos de la Gerencia de Urbanismo, se personaron en el lugar para coordinar las actuaciones a seguir.

En primera instancia, se procedió a la evacuación del edificio y a acordonar debidamente la zona, así como a comprobar que no había ninguna persona lesionada.

Los efectivos de Bomberos se encargaron de evaluar los daños y de investigar la posible evolución de los mismos, llevando a cabo, concretamente, el balizamiento de la zona, la inspección de las lesiones de la edificación, el saneamiento de los elementos constructivos susceptibles de caer a la vía pública y, en colaboración con la Policía Local, la retirada de los vehículos siniestrados, que quedaron semisepultados.

En general, se llevaron a cabo medidas de saneamiento y prevención para garantizar la seguridad y se procedió al desalojo preventivo de la inquilina de la vivienda situada en la cuarta planta mientras se lleva a cabo la reparación de la cubierta. Al respecto, Maldonado ha informado de que se ofreció el realojo correspondiente a esta mujer, que optó por irse a casa de una amiga.

Consulta aquí más noticias de Málaga.