La tortura 'móvil' de Eduardo: un caso de múltiple personalidad al otro lado del teléfono

  • Recibe desde hace meses hasta diez llamadas al día de Fenosa, desde números distintos, por operadores diferentes, preguntando por varios clientes.
  • "Me han estado torturando durante cuatro meses", protesta este alicantino que ha decidido interponer una denuncia al Juzgado y a la AEPD.
  • Según la compañía el problema de Eduardo se ha debido a un "error informático", pero no lo solucionó desde que Eduardo lo reportó hace dos meses.
Eduardo Ruiz, en su casa de Elda, frente a las denuncias que ha interpuesto al Juzgado y a la AEPD.
Eduardo Ruiz, en su casa de Elda, frente a las denuncias que ha interpuesto al Juzgado y a la AEPD.

Al principio parecía un chiste. Un día de finales de noviembre, Eduardo empieza a recibir llamadas de personas distintas que preguntan en su móvil, cada vez, por un nombre diferente. —"¿Es usted Mariano Martín?", pregunta uno. —"Hola, ¿estoy hablando con Rubén Fernández?", inquiere el siguiente. Otras veces preguntan por Doña Elisa. O por Patrocinio. E incluso por un tal Mario, residente en Andorra. Con el tiempo y tras más de un centenar de llamadas, la situación deja de ser graciosa y se convierte en una auténtica pesadilla.

A Eduardo Ruiz, un alicantino de 38 años, la compañía gasística Gas Natural Fenosa le ha estado llamando desde hace tres meses hasta diez veces cada día desde números distintos, de centros de trabajo diferentes y a través de múltiples operadores. Con un agravante adicional: Eduardo nunca ha sido cliente de esta empresa. Ni sabe por qué tienen su número móvil registrado en sus sistemas.

"Es que no tengo ni gas en casa", protesta Eduardo. "Quise hablar con ellos pero se empezaron a pasar la pelota y al final me dijeron que llamara a un 902 de Atención al Cliente, que tiene un coste de tarificación. Llamé. Les conté mi problema. Me pidieron que enviara una carta certificada. Y lo hice el 23 de enero". Un mes después de enviar aquella carta, la compañía de gas no le había dado solución y las llamadas seguían entrando. Así que decidió acudió el 15 de febrero al Juzgado de Elda (Alicante) para interponer una denuncia. "Me han estado torturando durante cuatro meses", protesta.

En su denuncia, Eduardo alega "acoso telefónico" de la compañía gasística, lo que le causa "gran estrés, tensión y una inutilización del móvil con llamadas constantes, muchas veces seguidas". Y se indigna porque los operadores telefónicos le facilitan la información personal de los múltiples clientes supuestamente asociados a su teléfono: datos de revisiones, ofertas o avisos de pago. Unos datos que, según Eduardo, "deberían estar protegidos". Así que también ha denunciado el caso a la Agencia Española de Protección de Datos ("están vulnerando la ley al proporcionarme datos de otras personas", argumenta Eduardo) y a la Oficina de Información al Consumidor de Elda, la localidad alicantina deonde reside.

Un fallo informático

"El responsable de Atención Personalizada me dijo en enero que algún cliente tenía mi número de móvil, pero mire, yo no soy la típica abuela con la que ellos tratan y que no sabe dónde está la llave de paso del gas", protesta Eduardo. "Yo soy informático y mi teoría es que tienen un fallo en la centralita, debe estar redireccionando llamadas de varios clientes a mi número".

Como las llamadas no cesan —esta semana ha vuelto a recibir otras 15—, Eduardo decidió volver este martes al Juzgado para pedir medidas cautelares contra Gas Natural para que así frenaran su pesadilla telefónica. La sorpresa para este alicantino fue que el juez de instrucción, no solo no atendió su demanda, sino que archivó la denuncia porque no existía un "culpable claro".

Eduardo dice estar "decepcionado" porque la única solución que le dio el juez fue que se buscara un abogado. "Una procuradora incluso me sugirió que cambiara mi número de móvil. ¿Cómo va a ser esa la única opción? ¡El problema no lo he creado yo!", afirma indignado.

Según Gas Natural Fenosa, el problema de Eduardo se ha debido a un "error informático provocado por una duplicidad de registro" y este mismo viernes, tras contactar 20minutos.es con la compañía, asegura que ha procedido a solucionar el problema de este ciudadano alicantino. "Yo no me fío", afirma sin embargo Eduardo que también ha recibido hoy una llamada de la compañía. "El 13 de febrero también recibí una carta suya donde me decían que se cerraba la incidencia... y las llamadas siguieron llegando".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento