La Policía cargó este sábado contra un grupo de jóvenes en las inmediaciones de Atocha tras la manifestación del 23-F contra los recortes, que ya había finalizado a media tarde de forma pacífica, con el resultado de 45 detenidos —nueve de ellos menores de edad— y 45 heridos leves —de los que 28 eran manifestantes y 12 policías—.

Del total de detenidos, 19 han sido puestos en libertad este domingo por la tarde, 17 pasan este lunes a disposición judicial y los 9 menores continúan en dependencias del GRUME —Grupo de Menores de la Policía Nacional—, según han confirmado a 20minutos.es fuentes de la Jefatura de Policía.

Cuatro de los detenidos tienen antecedentes policiales: Darío M.N, con antecendentes por daños materiales; Iván E.R. por agresión sexual; Noelia N.M., por robo con fuerza, y Raúl M.D., también por robo con fuerza. Según fuentes de la Policía, uno de ellos ha sido puesto en libertad este domingo, mientras que los otros tres pasan a disposición este lunes.

Las cargas se centraron en Atocha

Cifuentes felicitó a los manifestantes por un "comportamiento ejemplar" en la concentración previa

Este sábado, entre la Glorieta Carlos V y la Calle Atocha, varios efectivos de la UIP comenzaron a cargar ante unos jóvenes encapuchados que empezaron a increpar a los agentes quemando contenedores y lanzando sillas y mesas hacia la calzada, abierta en ese momento al tráfico. Los antidisturbios respondieron lanzando salvas al aire para disuadirlos y reagrupándose para encaminarse hacia  Embajadores y Ronda de Valencia.

Como resultado, 45 personas fueron detenidas en la zona de Atocha, paseo de las Delicias y Lavapiés, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. También pasadas las 23.00 horas del sábado, Emergencias Madrid informó de decenas de atenciones sanitarias por parte del Samur, por lesiones "leves o muy leves", con 8 traslados a hospitales. Entre los heridos había 12 policías heridos leves.

Una brigada móvil de seguridad ciudadana de la Policía Nacional intervino además 22 petardos, cinco bengalas y un palo a dos jóvenes tras la 'Marea Ciudadana', que concluyó a las 19.30 horas en la plaza de Neptuno. El material fue recogido por un equipo del TEDAX —Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos—.

La prensa tampoco se libró de las cargas de los agentes, que no han permitido el paso de los periodistas hacia Ronda de Valencia, donde se extendieron los disturbios en la noche del sábado.

Incidente "ajeno a la manifestación"

La Delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, reconoció este sábado ante las cámaras de La Sexta que estas cargas y detenciones se produjeron fuera del marco de la manifestación del 23-F contra los recortes. "Quiero felicitar a los manifestantes por el comportamiento ejemplar", añadió.

Consulta aquí más noticias de Madrid.