Trabajadores extranjeros
Algunos trabajadores extranjeros. EP

La Seguridad Social perdió 45.495 cotizantes extranjeros en enero, un 2,76% en relación a diciembre, hasta situarse el número de inmigrantes en alta en 1.600.355 ocupados, informó este jueves el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.  

Con el descenso de enero, la afiliación de extranjeros suma su sexta caída mensual consecutiva tras las bajas de agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre del año pasado (-16.517, -19.579, -26.961, -38.201 y -17.823 cotizantes, respectivamente).

Del total de inmigrantes en alta al finalizar el pasado mes de enero, 213.435 cotizaban al Régimen de de Autónomos Del total de inmigrantes en alta al finalizar el pasado mes de enero, 1.382.711 cotizaban al Régimen General; 213.435 al de Autónomos; 3.764 al del Mar, y 445 al del Carbón.

En términos interanuales, la afiliación de extranjeros a la Seguridad Social bajó en 89.831 cotizantes, un 5,31%, tasa que contrasta con el -4,59% del conjunto del sistema.

Según Empleo, estos datos constatan que se mantiene la tendencia ya apuntada en los meses anteriores de que la pérdida de empleo está afectando con mayor intensidad a los trabajadores extranjeros que a los nacionales.

El Ministerio ha destacado además que la campaña de recogida de la aceituna en la provincia de Jaén se ha producido en enero y no en el mes de diciembre, lo que hace que la comparación interanual no sea homogénea y arroje una tasa inusual (-50%).

Todos los regímenes perdieron afiliados extranjeros el pasado mes de enero, salvo el del Mar, que se mantuvo sin variación. El mayor descenso se lo anotó el Régimen del Carbón, que perdió un 5,3% de afiliados respecto a diciembre, seguido del Régimen General (-3,05%), y el de autónomos (-0,76%).

Dentro del Régimen General, un total de 207.694 extranjeros, el 15,02%, trabajaba en la hostelería, mientras que el 12,7% lo hacía en el comercio (176.041 afiliados), y casi el 7,5% en las actividades administrativas y servicios auxiliares (103.384 cotizantes).

Asimismo, y dentro de este régimen, 218.729 extranjeros se encuadraban en el sistema especial agrario y 224.429, en el del hogar, con crecimientos mensuales del 15,8% y del 16,2%, respectivamente.

Rumanos y marroquíes, los más numerosos

Del conjunto de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social a cierre de enero, seis de cada diez procedían de países no comunitarios (1.001.609) y el resto (598.746) provenían de países miembros de la Unión Europea.

Dentro de los países no comunitarios, 190.271 eran de nacionalidad marroquí y 102.187 de nacionalidad ecuatoriana. China, con 86.346 trabajadores, se sitúa como tercer país de procedencia de afiliados, por delante de Bolivia, que cuenta con 78.904 cotizantes.

De los trabajadores que proceden de la UE, los rumanos, italianos y búlgaros son los más numerosos El resto de afiliados no comunitarios se reparten entre Colombia (75.791), Perú (51.394), Argentina (32.726), Ucrania (32.530), Paraguay (31.060) y República Dominicana (26.645), entre otros.

Por su parte, de los que proceden de la UE-27, rumanos, italianos y búlgaros son los más numerosos, con 256.021, 56.678 y 51.522 cotizantes, respectivamente. Les siguen británicos y portugueses, con 50.496 y 40.033, y algo más lejos, alemanes, con 35.487 afiliados, y franceses, con 34.389.

Por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid siguieron concentrando algo más de cuatro de cada diez extranjeros afiliados a la Seguridad Social en enero pasado, al sumar entre ambas el 43,6% del total de inmigrantes ocupados. En concreto, Cataluña contaba con 351.022 extranjeros cotizantes, mientras que en Madrid la cifra era de 347.571.