El exjuez Baltasar Garzón asegura que los "indicios son evidentes" en el caso Bárcenas y la supuesta contabilidad B en el Partido Popular y cree que "con respeto a la Fiscalía" la investigación debería llevarla "el juzgado".

En una entrevista en la Cadena Ser, Garzón ha dicho que las personas en el PP que, "siempre presuntamente", conocen "la realidad" de los hechos deberían "dar la cara" y denunciar las supuestas irregularidades; "No tropecé con esos papeles pero sí con otros documentos" -durante su investigación de la trama Gürtel-, ha aseverado, añadiendo que "ojalá" hubiera tenido la posibilidad de denunciar aquellos hechos.

El exjuez opina que las escuchas que le apartaron finalmente de la carrera judicial por ser declaradas ilegales "querían evitar lo que se está descubriendo, la continuidad delictiva". "A día de hoy me ratifico", ha añadido. Baltasar Garzón cree que "se impone una investigación en profundidad" sobre los papeles publicados por el diario El País y atribuidos a Luis Bárcenas y ha hablado de "hechos muy graves".

A este respecto, el juez dice que el exdiputado del PP Jorge Trías ha sido "valiente" al enfrentarse solo "a una denuncia como esta". Los casos de corrupción, ha continuado, suelen dilatarse, sobre todo por falta de colaboración política y de algunos jueces también, ha asegurado; "debe producirse la colaboración absoluta para la la regeneración", ha explicado, criticando al Gobierno por "escurrir el bulto" y entregarse a la "negación" en lugar de a "la investigación".

En su opinión, "lo que hay que hacer es investigar esos papeles" y cree que "la credibilidad" de los documentos "puede venir del propio documento, por el contenido que se pueda acreditar por otras diligencias" como la existencia de "varias personas que asumen que han percibido esas cantidades.

"Lo que perjudica España es la traición a los ciudadanos", ha añadido el juez, no investigar los casos de corrupción; sobre la ministra de Sanidad, Ana Mato, cree que debería dimitir.

Según Garzón, que ha dicho estar preocupado con la situación en España, "hay mucha desesperanza, intranquilidad y confusión" entre los ciudadanos que se genera "desde la oficialidad del gobierno" y ha opinado que "los casos de corrupción y la comunicación de los mismos tiene un mix muy peligroso".