La Sindicatura de Cuentas ha constatado que el sistema de control interno implantado por la Corporación de Puertollano (Ciudad Real) tiene un grado de fiabilidad "bajo", al haberse comprobado puntos débiles en el control de la gestión económico-financiera y contable de la Entidad Local y no estar cubiertos los riesgos.

De su examen de la Cuenta General de los ejercicios 2008, 2009 y 2010 rendida por el Ayuntamiento de Puertollano (Ciudad Real), la Sindicatura de Cuentas alerta del incremento de las modificaciones de crédito durante los ejercicios analizados pues si en el ejercicio 2008 el presupuesto inicial aumentó en un 3,02% como consecuencia de la tramitación de expedientes de modificación de créditos, este porcentaje se eleva a un 15,93% en 2009 y a un 24,96% en el ejercicio 2010.

Tras precisar que los ingresos de este Consistorio han experimentado una disminución del 15% en el periodo analizado —caída que en el 2010 asciende a un 28%— el síndico dice que en el ejercicio 2008 los impuestos indirectos presentan un grado de cumplimiento del 37,38%, disminuyendo este nivel al 14,78% y 19,67% en 2009 y 2010, respectivamente.

"Esto evidencia las dificultades en la recaudación del Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras", dice el organismo que dirige Miguel Ángel Cabezas de Herrera, que asegura que el escaso grado de cumplimiento tiene su origen en las bonificaciones contenidas en las ordenanzas fiscales y los actos de aplazamiento en la recaudación.

Dice también que en el año 2010 se produjo una minoración en la recaudación prevista de ingresos después de que una empresa renunciara a realizar siete plantas solares, cuyas licencias de obra fueron concedidas en el ejercicio 2009 y 2010.

Elevados gastos de personal

En cuanto a los gastos, el síndico mantiene que los de personal y los referidos a la adquisición de bienes corrientes y servicios constituyen la parte fundamental de los gastos de la Corporación, de tal modo que los gastos de personal suponen en el ejercicio 2010 el 31,40% del total de las obligaciones reconocidas netas.

En este sentido habla del proceso de funcionarización del personal laboral realizado por la Corporación durante los ejercicios 2008, 2009 y 2010, años en el que el número total de puestos de trabajo ha aumentado en 64 plazas motivado por el reconocimiento del carácter indefinido de la relación laboral a trabajadores con contrato temporal.

Expedientes de obra

En la mayoría de los expedientes de obra fiscalizados no consta el informe del proyecto por la Oficina de Supervisión de Proyectos y entre los criterios objetivos para la adjudicación del contrato se omite el criterio "precio de ejecución", sin que conste la motivación de su exclusión como criterio de acuerdo a la normativa.

Tras analizar la documentación de los sesenta y nueve expedientes de justificación de gasto del contrato de obra de cimentación, graderío y barrera del Coso Polivalente, la Sindicatura de Cuentas considera que no se dan los requisitos legales exigidos y que se ha producido un fraccionamiento del contrato.

Denuncia también que el Ayuntamiento no ha cumplido la obligación de constituir el Patrimonio Municipal del Suelo y que en los expedientes patrimoniales de ingresos derivados de la sustitución del aprovechamiento urbanístico por su equivalente en metálico no se califican los ingresos afectados al patrimonio público del suelo.

Además, considera que la selección de un socio privado para la constitución de la sociedad 'Aguas de Puertollano, S.L.', mediante la adjudicación de un contrato público a una empresa de economía mixta sin licitación previa, no se ha ajustado al "principio de igualdad de trato".

RECOMENDACIONES

Por todo ello, el síndico considera que la Corporación de Puertollano debería establecer procedimientos normalizados en todas las áreas de gestión de ingresos y gastos, que permitan una adecuada planificación, gestión y control de los mismos.

Le recomienda que la función contable se base en un sistema informático integrado y único, que permita el registro de forma "fiable" de los hechos con trascendencia económica y que el responsable de liquidar un tributo no sea a la vez quien lo recaude, por lo que la Sección de Gestión Tributaria no puede depender de la Intervención municipal.

Tras urgir al Consistorio a realizar un mayor esfuerzo en la aprobación del presupuesto general antes del inicio del ejercicio correspondiente, el síndico cree que la rendición de la Cuenta General debe incluir la memoria justificativa del coste y rendimiento de los servicios públicos y la memoria demostrativa del grado en que se hayan cumplido los objetivos programados dando una mayor aplicación al principio de transparencia. También le recomienda que reduzca la tramitación del número de expedientes de modificación presupuestaria.

La Sindicatura de Cuentas, a fin de mejorar el "bajo" nivel de realización de los ingresos tributarios, aconseja a la Corporación ponderar "adecuadamente" la cuantificación de las bonificaciones contenidas en las ordenanzas fiscales encaminadas al fomento del empleo y de la actividad industrial, especialmente en el impuesto de construcciones, instalaciones y obras, consiguiendo con ello que la estimación de ingresos consignada en los presupuestos iniciales pueda materializarse, siendo real y efectiva.

PERSONAL

De igual modo el síndico dice que el Consistorio debería realizar un esfuerzo para equilibrar el gasto de personal, dotando la plantilla presupuestaria necesaria para el cumplimiento estricto de la prestación de los Servicios obligatorios que impone la Ley de Bases de Régimen Local, consiguiendo la sostenibilidad presupuestaria del gasto municipal.

También considera que el Pleno corporativo debería adoptar las medidas necesarias para evitar que los procesos excepcionales de acceso a la Función Pública se prolonguen durante varios ejercicios, lo que conlleva la imposibilidad de realizar una oferta pública de empleo de acuerdo a la normativa vigente.

Racionalizar gastos

Dice el síndico que dado el volumen de gasto cuyo origen proviene de trabajos realizados por empresas externas, los Órganos municipales deberían racionalizar la prestación de los servicios que la Ley de Bases de Régimen Local impone, alcanzando la suficiencia y proporcionalidad entre los recursos presupuestarios disponibles y de los servicios públicos prestados.

Por último, cree que el Ayuntamiento tiene un grado de externalización de servicios que provoca gastos derivados de contratos de servicio y de gestión de servicios, que la Corporación debería minimizar después de haber realizado un proceso de funcionarización con aumento de plantilla, debiendo reajustar el gasto corriente del presupuesto municipal.

Consulta aquí más noticias de Toledo.