Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Alicante a cinco personas como presuntos miembros de un grupo organizado que captaba a inmigrantes en situación irregular, en su mayoría hindús, a los que prometían falsamente la residencia legal en el país, y mantenían en hostales y 'pisos patera' de Elche (Alicante) hasta que pagaran las deudas contraídas por la supuesta tramitación de estos documentos, según ha informado en un comunicado la Comisaría Provincial de Alicante.

Los efectivos del Grupo Ucrif de la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Elche iniciaron hace unos meses una investigación tras tener conocimiento de la existencia de un grupo organizado de personas de nacionalidades india y pakistaní, que captaban en toda España a ciudadanos extranjeros, en su mayoría hindús, a los que les prometían la obtención de autorización de residencia legal en España.

Los inmigrantes ilegales eran hospedados en un primer momento en hostales de la ciudad de Elche y posteriormente en 'pisos patera', lugar en el que permanecían hasta satisfacer las supuestas deudas contraídas con la organización criminal, por la tramitación ficticia de la consecución de la residencia legal en España.

Trámites ficticios

Las víctimas además eran trasladadas en vehículo desde el Elche a Cartagena (Murcia), donde realizaban todo tipo de trámites ficticios. La organización había llegado a fingir que un funcionario trabajaba para ellos en la consecución de los documentos de residencia.

Tras realizar todos los supuestos trámites y abonar los pagos, la banda les hacía entrega de talonarios y documentación falsificada que hacían creer a sus víctimas que era legal. En otros casos realizaban certificados falsos de parejas de hecho, empadronamientos y todo lo necesario para la consecución de tarjetas de residente comunitario, fingiendo incluso matrimonios con mujeres españolas.

Cuando alguna de las víctimas se percataba del engaño, era coaccionada por la organización para que no denunciara los hechos. La banda les retenía el pasaporte para que consiguieran nuevas víctimas a cambio de recuperar su dinero y sus pasaportes, aprovechándose de su situación irregular en España.

La Policía Nacional estima que, con esta actividad, la organización había conseguido beneficios que podrían superar los 200.000 euros, según las mismas fuentes.

Domicilio en alicante

El pasado jueves, los agentes de la Ucrif se trasladaron al domicilio de los presuntos integrantes del grupo criminal en Alicante, y detuvieron a cinco personas por su supuesta relación con los hechos.

Así mismo, la policía realizó un registro en el citado domicilio donde fueron intervenidos cientos de documentos falsos, entre ellos certificados falsos de ayuntamientos, de parejas de hecho, contratos de trabajo y tarjetas de residencia falsas, así como soportes para las falsificaciones, un ordenador y una impresora.

A los arrestados se les imputan los presuntos delitos de favorecimiento a la inmigración ilegal, estafa, falsificación de documentos, usurpación de identidad, pertenencia a organización criminal e infracción a la Ley de Extranjería.

Los cinco detenidos ya han pasado a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Elche, cuyo titular ha decretado el ingreso en prisión para dos de ellos.

Consulta aquí más noticias de Alicante.