Sancionan con 2 días de sueldo a una policía que tuvo un accidente cuando acudía a un robo

  • Chocó en un cruce cuando conducía con la sirena y señales acústicas.
  • Un informe policial señala que su conducción fue prudente y adecuada.
  • Los sindicatos alertan de que crea un peligroso precedente, sancionar por sufrir un accidente en acto de servicio.
Foto de un coche policial mal rotulado
Foto de un coche policial mal rotulado
ARCHIVO

La Dirección General de la Policía ha abierto un expediente sancionador a una agente que tuvo un accidente de tráfico cuando conducía un coche patrulla a un aviso de robo en Vallecas, Madrid. El expediente pide dos días de empleo y sueldo a la policía, de escala básica, lo que supondría la pérdida de unos 200 euros en su nónima.

Y eso que un informe que hizo otro policía, un oficial, que también acudía al aviso e iba en otro coche detrás del vehículo accidentado, asegura que la conducción de la agente fue prudente y adecuada.

Todo ocurrió el 18 de agosto de 2012 sobre las 13.30 en el distrito de Villa de Vallecas, cuando la sala del 091 recibió un aviso de un posible robo en un centro de Alzheimer que hay en la calle Navamures, cometido por dos individuos. El coche de la agente era el más cercano y se trasladó al lugar de los hechos, con la sirena y las señales acústicas puestas.

Pero en la calle Puerto de Porzuna, el coche policial se encontró un semáforo en rojo. La agente rebasó el semáforo, "no sin antes reducir la velocidad hasta casi parar completamente, reiniciando breves momentos después la marcha a escasa velocidad y completamente adecuada a la vía urbana". En ese momento, otro coche que venía circulando por la calle Fuentidueña impactó contra el lateral izquierda del coche policial. No hubo heridos.

A pesar de que el informe policial asegura que la colisión fue "inevitable", producida a "escasa velocidad", la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana ha decidido abrir expediente a la agente por infracción leve: "el mal uso o descuido en la conservación del material de los servicios".

La reparación del coche policial siniestrado ha supuesto un coste de 4.765 euros. "Esta situación crea un gravísimo precedente", señala el sindicato policial UFP. "Es una mala praxis profesional que se sancione a los agentes que tienen un accidente en el cumplimiento de su deber. Esto va a provocar que a partir de ahora los agentes que reciban un aviso conduzcan más lentos y lleguen más tarde porque si tienen un accidente les sancionan", afirma un portavoz de la UFP.

Expediente recurrido

"El comisario ha decidido sancionar en función del peritaje y los daños de un acto de servicio", concluyen en la UFP. El asunto ha llegado incluso al consejo de Policía celebrado el 18 de enero, donde se reúnen los sindicatos y la dirección. De hecho, el expediente sancionador ha sido recurrido. Los sindicatos lamentan que los medios materiales son escasos, y que por ejemplo los chalecos antibalas o los guantes anticorte no se entregan como material de dotación, por lo que los agentes los deben comprar pagando de su bolsillo. "Y ahora se sanciona si tenemos un accidente".

La situación es tan precaria que no hay dinero para rotular los coches policiales. La imagen de arriba muestra como algunos vehículos son reparados con partes de otros, lo que a veces provoca que ni siquiera se rotule adecuadamente la palabra 'policía'

Mostrar comentarios

Códigos Descuento