El conflicto en Mali fuerza a cientos de personas a cruzar la frontera con Mauritania

  • Médicos sin Fronteras ha puesto en marcha un plan especial para ayudar a los refugiados, que se desplazan en vehículos y a pie.
  • En las últimas horas, los grupos rebeldes salafistas, que controlan el norte de Mali, han atacado la ciudad de Diabali (centro), situada en la región de Según.
  • Hace tres días, Francia inició una intervención militar contra estos grupos que ha recibido el apoyo de la comunidad internacional.
Dos aviones franceses se disponen a llevar a cabo la intervención militar sobre Mali.
Dos aviones franceses se disponen a llevar a cabo la intervención militar sobre Mali.
EFE/EPA/Nicolas-Nelson Richard / ECPAD

Cientos de malienses están atravesando la frontera mauritana huyendo del conflicto en su país, según ha alertado la organización Médicos Sin Fronteras (MSF), que ha puesto en marcha un plan especial para acogerlos.

En las últimas horas, los grupos rebeldes salafistas, que controlan el norte de Mali, han atacado la ciudad de Diabali (centro), situada en la región de Según, según fuentes de seguridad y habitantes de la localidad. Hace tres días, Francia inició una intervención militar contra estos grupos que ha recibido el apoyo de la comunidad internacional.

Las fuentes relataron que se oyen disparos y que se han visto combatientes en vehículos todo terreno. Este es el primer ataque lanzado por las fuerzas insurgentes contra territorio maliense bajo la órbita del gobierno central de Bamako desde la intervención militar francesa el pasado viernes.

Karl Nawezi, responsable de esa MSF en Mauritania, señaló en un comunicado que al menos unos 200 refugiados "han llegado en coche o camión al campamento de Fassala, en Mauritania. Éstos nos han confiado que numerosos otros refugiados, que no pudieron encontrar vehículos, estaban huyendo a pie en dirección a la frontera".

Ante esta situación, los equipos de esa ONG en Mauritania han activado su plan de urgencia y están esperándolos para poder ayudarlos. En junio de 2012, tres grupos salafistas —Ansar Al Din, Monoteísmo y Yihad en África Occidental (MYAO) y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI)— se hicieron con el control del norte de Mali, donde impusieron un sistema basado en una estricta interpretación de la "sharía", la ley islámica.

Envío de tropas francesas

Ansar el Din rompió hace unos días el alto el fuego pactado en diciembre y lanzó una ofensiva hacia el sur, por lo que el Gobierno de Mali envió la pasada semana una petición de ayuda a la ONU y a Francia, que respondió con el envío de tropas y el inicio de operaciones aéreas contra los salafistas.

Los ataques franceses se han producido en las localidades de Lere (cerca de la frontera con Mauritania) y Duentaza, en la periferia de Gao, una de las tres grandes ciudades del norte de Mali (junto con Tombuctú y Kidal).

Los activistas de MSF comprobaron in situ que muchas de las localidades de la región de Mopti "se han quedado vacías" ya que sus habitantes huyen de los combates, y se han dispersado en la zona. MSF está intentando localizarlos para poder prestarles asistencia médica gracias a dispensarios móviles.

En Duentaza, MSF participa de las labores de apoyo al hospital de la ciudad, algo que por ahora es casi en vano ya que nadie osa salir a la calle. "A causa de los bombardeos y de combates, nadie se arriesga a moverse en la ciudad y los pacientes no llegan al hospital", explicó Rosa Crestani, responsable de programas de urgencia de MSF.

"Estamos muy preocupados por las personas que residen próximas a las zonas de combate y pedimos a todas las partes en conflicto que respeten a las poblaciones civiles y la integridad de las estructuras médicas", agregó.

Por otra parte, durante el fin de semana, los equipos de MSF han atendido a una decena de heridos que llegaron al hospital de referencia de Tombuctú, tras haber hecho una ruta de siete horas caminando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento