Manuel Mota
El diseñador Manuel Mota y la modelo Irina Shayk durante un acto de la firma Pronovias. GTres

El director creativo de la marca Pronovias, Manuel Mota, falleció este martes a los 46 años. La marca ha querido acordarse de los duros momentos que están pasando la familia y sus seres queridos.

Nos queda el recuerdo de tantas colecciones, tantos desfiles, tanto esfuerzo, tanto talento e ilusión Mota llevaba diseñando vestidos de novia durante 23 años y era querido por todo el mundo. La marca ha querido pronunciar un comunicado al respecto y a través de Alberto Palatchi ha asegurado: "la familia Pronovias ha perdido a uno de sus miembros más queridos. Nos queda el recuerdo de tantas colecciones, tantos desfiles, tanto esfuerzo, tanto talento e ilusión compartido por todos".

El comunicado no señala la causa del fallecimiento, pero fuentes de los Mossos, que han abierto diligencias informativas, han asegurado a 20minutos.es que descartan que el diseñador haya sido víctima de una agresión, por lo tanto no se trataría de un homicidio ni hay indicios de criminalidad.

Manuel Mota, que nació el 9 de julio de 1966 en Tarragona, era, según Pronovias, "un gran señor, un gran compañero, un gran artista y, por encima de todo, una gran persona".

No cabe duda de que la perdida de este gran diseñador ha sido muy dura tanto para la marca como para la familia de quienes se han querido acordar. "En estos momentos tan difíciles queremos enviarle a su familia y a sus seres queridos el testimonio de cariño y afecto de todo el equipo, que no lo olvidará nunca", concluye el comunicado.

Tras conocer la noticia, el presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), Modesto Lomba, ha recordado que Mota era "un renovador" y "el emblema y el alma" de Pronovias, y ha subrayado que se le ha visto evolucionar "a paso de gigante".

"Siento mucho la pérdida de un profesional que ha demostrado su valía durante tantos años, renovando una empresa líder en el mundo", ha indicado Lomba, quien ha subrayado que gracias a su labor y a la de otras firmas del sector como Rosa Clará, España es uno de los países líderes en vestidos de novia.

La belleza femenina

Residente en Barcelona, ciudad por la que sentía pasión,  Mota se decantó por el el diseño frente a la arquitectura, otra de sus pasiones, a causa del "delicioso vestuario" que vio en la película My fair lady, protagonizada por Audrey Hepburn, y que le cambió la vida.

En 1990 y tras estudiar diseño textil en IADE (Institución Artística de Enseñanza) de Madrid tuvo la oportunidad de empezar a trabajar en el Grupo Pronovias, en el que llevaba 23 años como director creativo. Pionero a la hora de adaptar los vestidos de novia a las últimas tendencias, incorporando a cada traje novedosas líneas y conceptos, lanzó su primera colección exclusiva para Pronovias en 2008 en una época en el que se codeó en las pasarelas con Valentino, "un referente a seguir", según sus palabras.

En su afán por favorecer a la mujer, Mota construía sus diseños desde dentro del cuerpo femenino, mediante la superposición de suaves corsés invisibles que sustentaban la prenda final. Sus diseños eran siempre sencillos, funcionales y femeninos, tres conceptos que se resumen a la perfección en el "vestido camisero", una pieza ya imprescindible en todas sus colecciones. En sus trajes de novia nunca renunciaba a la confluencia de estilos, ni a los detalles y materiales exquisitos, con especial predilección por el rebrodé y el encaje francés más delicado

Entre sus novias internacionales destacan Penny Lancaster -esposa de Rod Stewart-, la modelo Hanna Soukupova y en el panorama nacional ha vestido para su gran día a Genoveva Casanova, Ariadne Artiles, Alejandra Prat, Carmen Martínez-Bordiú, Nuria March, Ines Domecq, Caritina Goyanes, Amelia Bono, Charisse Verhaert y Astrid Klisans, entre otras muchas.