Ciutadans-Partido de la Ciudadanía ha dado una de las grandes sorpresas de la noche y se ha convertido en el sexto partido con representación en el Parlament de Catalunya.

El escutrinio le ha dado tres diputados en el Parlamento.

"Hoy ha cambiado alguna cosa. Hay un voto de ilusión y de cambio de mentalidad en Cataluña", ha dicho su candidato, Albert Rivera, el único de los cinco que ha realizado su discurso en catalán y castellano.

La formación liderada por Albert Rivera habría obtenido según el sondeo el 3,05% de los sufragios.

"Tenemos desde hace tiempo el sueño de que no se sancione a una empresa por utilizar una lengua u otra, de que no haya informes para conocer la ideología de los periodistas y que el dinero se gaste en vivienda y no en selecciones deportivas o diarios deficitarios", ha dicho Rivera en castellano.

El partido fundado hace cuatro meses habría obtenido el 3,05% de los sufragios
Mientras la mayoría de partidos no se habían pronunciado sobre los resultado de Ciutadans, la portavoz de Iniciativa per Catalunya, Dolors Camats, ha dicho que el éxito de este partido demuestra el "malestar" del pueblo com las formaciones tradicionales del parlamento catalán.

Fundado hace cinco meses

Ciutadans-Partit de la Ciudadania es la evolución política de la plataforma creada el 7 de junio de 2005 bajo el nombre de Ciutadans de Catalunya (Ciudadanos de Cataluña) por un grupo de intelectuales entre los que se encontraban el director teatral Albert Boadella, el periodista Arcadi Espada y el catedrático Francesc de Carreras, todos ellos identificados con posiciones izquierdistas.

La plataforma se convirtió en partido en un congreso celebrado los días 8 y 9 de julio de 2006 en el que Albert Rivera fue elegido como presidente y Antonio Robles como secretario general.

Con un claro componente populista -su candidato sale desnudo en el cartel electoral- ha intentado recoger el voto de muchos ciudadanos abstencionistas y desengañados con los cinco partidos políticos que a su juicio monopolizan el espectro político catalán.

Contrarios al Estatut

Ciutadans de Catalunya se oponen al nuevo Estatut de Catalunya aprobado el pasado 18 de junio ya que repudia sus políticas identitarias y defiende la Constitución Española.

Defiende el bilingüismo ya que para ellos el concepto "lengua propia" es un concepto nacionalista y se opone a cualquier discriminación hacia el castellano en Cataluña.