Una manifestación —unas 5.000 personas, según los organizadores— ha recorrido este lunes el centro de Valencia para expresar su "rechazo frontal" a la decisión del Gobierno central de no actualizar las pensiones para 2013, a lo que se suma la modificación al alza de las tasas judiciales y la política generalizada de privatización de los servicios públicos.

Con el lema 'Defiéndete', la protesta, convocada por

Ugt pv y

Ccoo pv, ha comenzado a las 19 horas en la Plaza de San Agustín, ha seguido por San Vicente, Periodista Azzati, Plaza del Ayuntamiento, calle de las Barcas, Pintor Sorolla, Plaza de Alfonso el Magnánimo, Porta del Mar y, desde allí, hasta la Plaza América.

El secretario general de UGT-PV, Conrado Hernández, ha señalado que "parece que hace años que gobierna el PP y sólo lleva 12 meses, ha conseguido recortar en todo, lo último que le quedaba eran las pensiones y la justicia".

En este sentido, ha calificado de "deleznable" la actitud del Gobierno porque esta convirtiendo el país "en un escenario de precariedad y pobreza". En el caso de los jubilados, ha recordado que "están haciendo una labor social fundamental, ya que muchas de sus casas hay hijos y nietos que viven de ellos". "Es un reforma ideológica; hay que pelear porque estas políticas nos llevan a la ruina", ha subrayado.

Por su parte, su homólogo de

Ccoo pv, Paco Molina, ha apuntado que el Gobierno "quiere acabar con todo" y ha indicado que "ahora les meten la mano en el bolsillo a los jubilados para quitarles 2.000 millones que van para el consumo. Son los únicos ingresos que hay en muchas viviendas, que pierden un 1,9% de poder adquisitivo".

Además, Molina ha criticado la entrada en vigor del decreto de las tasas judiciales. "Hay que reflexionar sobre lo que está pasando en este país, que está sufriendo un empobrecimiento democrático e institucional sin parangón".

Respecto al Gobierno autonómico, Molina ha señalado que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, es "incapaz de reaccionar" y carece de iniciativas. "No ofrece ni una sola palabra de esperanza, nadie piensa que hacer con esos centenares de miles de personas en el límite de la pobreza. No queda otra: hay que plantarle cara a una política injusta y antisocial".

Afectará al consumo

Por otro lado, el secretario general del PSPV, Ximo Puig, en un comunicado, ha defendido las movilizaciones que los pensionistas y los sindicatos plantean hoy "porque el impacto en el recorte en las pensiones en la Comunitat Valenciana es mayor que en el resto de España, un 10% mayor". "Tenemos que decirle al Gobierno que tiene que devolver a los jubilados lo que es de los jubilados", ha recalcado Puig.

En la Comunitat hay casi 916.000 pensionistas y la pensión media es de 767 euros, 67 por debajo de la media en España. Con los recortes aprobados por el Gobierno de España, un pensionista que cobre 800 euros perderá 224 euros que le correspondería en compensación por la inflación. En total, la Comunitat dejará de ingresar 400 millones, algo que afectará directamente al consumo inmediato.

Consulta aquí más noticias de Valencia.