El Ayuntamiento de Castellón y la Generalitat valenciana han recurrido ante el Tribunal Supremo el rechazo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) al recurso de súplica del consistorio contra una resolución de este mismo tribunal que ordenaba la elaboración de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), según ha anunciado este martes en rueda de prensa el alcalde, Alfonso Bataller.

La decisión del TSJCV venía determinada por considerar que no se había cumplido una sentencia del TS que anulaba el planteamiento de la ciudad. Bataller ha señalado que el Ayuntamiento de Castellón ha "respetado" todas las sentencias y ha "intentado" cumplir los autos judiciales al respecto. No obstante, ha aclarado que se ha decidido recurrir la última resolución del TSJCV porque considera que todas la actuaciones que se han realizado "cumplen con el espíritu de la sentencia del TS".

Así mismo, ha explicado que "ningún auto o sentencia ha cuestionado nunca el fondo del PGOU, por lo que queremos defender el actual planeamiento", que ha calificado de "participativo y abierto", puesto que "hemos trabajado durante el verano para incorporar las alegaciones", ha dicho. "El PGOU siempre se ha adaptado a los requerimientos de los tribunales", ha añadido el primer edil.

Foros participativos

Por otra parte, Bataller ha mostrado su voluntad de "definir" un modelo de ciudad, "sostenible y ecológico", para lo que ha anunciado que a principios de 2013 comenzarán a celebrarse una serie de foros con colegios profesionales, asociaciones y colectivos "para diseñar dicho modelo y contrastarlo con el PGOU".

Al respecto, ha mostrado su deseo de que los partidos de la oposición —PSOE, Bloc y EU— puedan participar en estos foros de debate, "en vez de parecer que se alegran de las sentencias en contra del Ayuntamiento", por lo que les ha pedido "más responsabilidad".

En este sentido, el alcalde ha explicado que si, finalmente, el TS da la razón al Ayuntamiento, las aportaciones que se realicen en los foros se incluirán en el PGOU, mientras que si el recurso no prospera, "estaremos preparados para cumplir lo que se nos diga". Bataller ha solicitado que la sentencia que se emita "piense en la ciudad, de tal manera que lo que se pide se pueda cumplir fácilmente".

Uno o dos millones de euros

El alcalde ha afirmado que la elaboración de un nuevo PGOU, "que costaría cuatro o cinco años y tres o cuatro millones de euros si no tuviésemos el trabajo que hemos hecho", puede quedarse ahora en un año o año y medio y en uno o dos millones de euros.

Bataller también ha aclarado que no existe inseguridad jurídica actualmente con el PGOU, "puesto que nos ampara un decreto del Consell que permite realizar todas actuaciones urbanísticas, a excepción de modificaciones sustanciales".

Finalmente, preguntado por cómo queda en estos momentos el proyecto de la Ciudad de las Lenguas, el alcalde ha señalado que es un terreno dotacional y que las "reflexiones" que salgan de los foros permitirán saber "qué se quiere para esta zona". Así mismo, ha apuntao que el Ayuntamiento está trabajando en un plan de negocio "por si se decidiese llevar a cabo en esta zona un complejo de ocio y de turismo idiomático, que parece que es lo que tiene más salida".

Consulta aquí más noticias de Castellón.