Chicas de físico notable que mientras se visten y desvisten y se vuelven a vestir explican que, al fin, le van a presentar a sus padres a esa pareja "ideal" que acaban de conocer y que resulta ser... otra mujer. O que se plantean romper con todo para viajar a Tailandia y, allí, enrollarse con un buzo, o con un surfista o... ¡aún mejor, con los dos a la vez! Y que estudian tirarse a ese compañero del trabajo —en realidad, a su jefe— a quien cada vez que ven, les dan ganas de arrancarle la camisa a mordiscos para dejar a la luz las abdominales que, presumen, son perfectas.

Así son las protagonistas de los anuncios que componen la nueva campaña de la marca textil Desigual —bautizada como 'Tengo un plan'— y que, repentinamente, se ha convertido este lunes en uno de los temas más populares de las redes sociales.

El hashtag (palabra clave) que responde al título de la estrategia publicitaria (#TengounPlan) ha logrado escalar al número 1 de la lista de trending topics españoles en Twitter, y el término #Desigual, al número 2.

¿Sexista o superficial?

Sin embargo, los motivos por los que los anuncios han logrado extenderse de forma tan eficaz responde, en parte, tanto a las críticas que han despertado entre algunos sectores —que los tachan de "machistas" o, curiosamente, de lo contrario—, como a los halagos, que también han recibido. Entre las usuarias fans de la creatividad figura la presentadora Cristina Pedroche quien, al parecer, se ha sentido muy identificada con algunas de las actrices y tramas que aparecen. "¿Quién no se ha sentido alguna vez así? Yo también quiero romper con todo, jajaja, me encanta", ha escrito en su perfil social refiriéndose a la producción donde una joven quiere 'escapar' a Ibiza o, en su defecto, a Asia.

¿Todo va mal? Pues me fugo a un país tercermundista a vivir con el dinero de papá "¡El look es genial! ¡La vida es chula!", secunda la usuaria @carlotagarcia89, parafraseando en la segunda frase el eslogan de la campaña.

Frente a los entusiastas de los spots y de la libertad que parece guiar los actos de sus personajes, algunos usuarios han arremetido contra unas jóvenes "pijipis" (pijas-hippies), señala el usuario de YouTube 88seto. "¿Todo va mal? Pues  me fugo a un país tercemundista a vivir la vida con el dinero de papá", interpreta el mismo internauta.

No es el único que encuentra a las protagonistas de 'Tengo un plan' demasiado frívolas: "Vergonzosa falta de sensibilidad con el drama de la inmensa mayoría de quienes no encuentran un trabajo digno", se indigna CasCor2511. Incluso hay quien señala que si el protagonista fuera un varón, se "habría armado".

Otros detractores opinan que la campaña es machista porque muestra estereotipos femeninos superficiales que atentan contra la dignidad de la mujer, mientras otros subrayan su carácter "feminazi" por la forma en la que sus personajes hablan con desparpajo de los hombres y de su comportamiento sexual con estos.

En resumen, no hay consenso, pero en cuanto a visitas en Internet, la última campaña de Desigual ha sido un triunfo.