Alumnos de Publicidad de la UCM crean 'Bankilo', un "banco bueno" que recoge y dona alimentos

  • Seis puntos de recogida en Madrid, entre ellos la Facultad de CC de la Información, admiten alimentos no perecederos hasta el 14 de diciembre.
  • Los alumnos pretenden acumular una tonelada de comida, que darán después a Cáritas; varias caras conocidas y entidades, entre ellas '20 minutos', colaboran.
  • Una original campaña en redes sociales contribuye a la difusión de 'Bankilo'.
Cartel promocional de la campaña solidaria 'Bankilo'.
Cartel promocional de la campaña solidaria 'Bankilo'.
BANKILO

Una iniciativa solidaria, una fuerte campaña en redes sociales y un potente lema que recuerda al de una conocida entidad bancaria, FoodBanking. Son los ingredientes con los que cuenta el proyecto Bankilo, puesto en marcha por un grupo de alumnos de la Universidad Complutense de Madrid con el objetivo de recoger durante esta semana una tonelada de alimentos no perecederos y donarlos a Cáritas Universitaria.

La idea nació en la clase de Creatividad Publicitaria, en la Facultad de Ciencias de la Información, y está liderada por el profesor Javier Sierra Sánchez. Varias caras conocidas, como las periodistas Sara Carbonero y Ana Rosa Quintana y los actores Luis Tosar y Carlos Iglesias, además de empresas, entidades y medios, entre los que se encuentra 20 minutos, han mostrado su apoyo y colaboran con Bankilo.

Los alimentos se recogen, desde este lunes hasta el próximo viernes, 14 de diciembre, en seis puntos de Madrid: el hall de la Facultad de CC. de la Información de la UCM —la oficina principal—, el Colegio Mayor Universitario Chaminade, el Colegio Laude Fontenebro y las tiendas Tiger situadas en las calles Fuencarral, Goya y Alcalá. Admiten desde leche en brick y galletas hasta arroz, harina, latas, pastas y aceite, entre otras cosas.

Sus promotores definen a Bankilo como un "banco bueno", "sin gastos, ni comisiones y con el único interés de ayudar a los demás", que cuenta incluso con una especie de "cajero solidario" para aquellos que no puedan acercarse a los puntos de recogida, que permite donar dinero que los alumnos transformarán en comida; lo llaman "kilos por euros".

Como buenos alumnos de la carrera de Publicidad, además, los integrantes del equipo de Bankilo han elaborado una exitosa campaña en redes sociales para difundir la iniciativa. El concepto incide en una labor positiva y social de un hipotético banco —en una coyuntura en la que la ciudadanía no los ve con muy buenos ojos— y aprovecha el lenguaje del sector para llamar a la concienciación.

"En este nuevo banco, no pedimos rescates, pedimos ayuda para los más necesitados", explican en la página de Facebook, que ha conseguido ya más de 1.000 apoyos. En Twitter promueven el hashtag#yohagofoodbanking y acaban de abrir un perfil en la red social de fotos Instagram. En YouTube van subiendo vídeos con pequeños spots virales y en un blog, dentro de la web de Bankilo, van explicando sus progresos.

"Estamos orgullosos del trabajo realizado, y ahora solo deseamos que la recompensa sea de igual magnitud que los esfuerzos que hemos puesto para hacer Bankilo posible", explican los alumnos. A mediodía de este primer día de campaña Bankilo ya había recogido, solo en la oficina principal, 86 kilos de comida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento