Al menos 2.000 personas se manifiestan en Canarias contra la llegada de inmigrantes

  • Fue convocada por la asociación Concave y organizaciones nacionalistas.
  • Amenazan con la manifestación más grande de Canarias de todos los tiempos si sus reivindicaciones no son atendidas.
  • Sostienen que en las islas "no caben más inmigrantes".
A la manifestación se sumaron algunos representantes del partido de ultraderecha Democracia Nacional, bajo el lema 'Alto a la invasión' (Foto: Efe)
A la manifestación se sumaron algunos representantes del partido de ultraderecha Democracia Nacional, bajo el lema 'Alto a la invasión' (Foto: Efe)
Cristóbal García/Efe

Bajo la consigna de "Basta ya, no cabemos más" miles de personas se manifestaron este domingo por las calles de Santa Cruz de Tenerife para reclamar un alto en la llegada de inmigrantes.

Entre 2.000 y 20.000 personas

La marcha contó con unos 2.000 participantes según la Subdelegación del Gobierno, cifra que el Ayuntamiento -que explicó que había calculado a tres personas por metro cuadrado- eleva a 8.000, y la organización, a 20.000.

El control de la población, una ley de residencia, medidas que acaben con el tráfico de seres humanos y la defensa de "la identidad de nuestra tierra" fueron algunas de las demandas de los manifestantes.

Fueron convocados por la federación de asociaciones de vecinos Concave y la organización Identidad Canaria, a los que se sumaron el Partido Nacionalista Canario (PNC), el Centro Canario Nacionalista (CCN) y una decena de miembros del partido ultraderechista Democracia Nacional.

Ningún líder o cargo político significativo participó en la manifestación, en la que hubo a título particular representantes de los Jóvenes de Coalición Canaria, que sí apoyaban la marcha, según dijo uno de ellos.

El portavoz de los convocantes, Mateo López, de Identidad Canaria y asesor del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, consideró un éxito la convocatoria y subrayó que gracias a esta manifestación los medios de comunicación de las islas llevan una semana hablando sobre inmigración, que es el principal problema de la sociedad, afirmó.

López y el resto de los convocantes se desmarcaron de cualquier símbolo xenófobo o racista y subrayaron que lo que pretenden es llamar la atención de los políticos para que pongan remedio al aumento de la población y evitar así que se desaten esas actitudes en el futuro.

"No es lo mismo recibir inmigrantes en territorios continentales amplios que en pequeñas islas", dijo López, quien se preguntó "cuántos inmigrantes más son capaces de soportar las islas", en donde el problema real, subrayó, "es la incapacidad de seguir creciendo en número de habitantes.

La manifestación comenzó en el Parque de la Granja, en donde hubo actuaciones de folclore canario y un despliegue general de la bandera de las siete estrellas verdes, reivindicada por partidos nacionalistas e independentistas como la auténtica bandera canaria.

También había algunas banderas españolas, desplegadas por los miembros de Democracia Nacional que, situados al final de la manifestación, estuvieron en todo momento vigilados por la Policía y marchaban tras una pancarta que decía "Alto a la invasión".

No en mi espacio vital
Consignas como "Las islas se hunden, no cabemos más", "No en mi espacio vital", "PSOE españolista, tú eres el racista" y "Primero los canarios, luego los demás" se coreaban junto a otras en contra del racismo y la xenofobia.

"Una verguenza para los canarios"

La manifestación terminó a las puertas de la Subdelegación del Gobierno, en donde un grupo de unas quince personas contrarias a la marcha, a la que definieron como "una vergüenza para los canarios", les esperaba con tambores y consignas en defensa de los inmigrantes.

Mateo López entregó un escrito con las reivindicaciones de los convocantes en la Subdelegación del Gobierno y anunció que si en un mes no se hace nada al respecto volverán con "la manifestación más grande de Canarias de todos los tiempos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento