Ana Botella
Botella, junto al vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, este miércoles tras la reunión semanal del gobierno municipal. Ayuntamiento de Madrid

Un mes y cuatro días después de la tragedia, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha pedido perdón y ha asumido por primera vez que el Ayuntamiento pudo cometer errores a raíz de la muerte de cinco jóvenes en la macrofiesta celebrada en el pabellón municipal Madrid Arena.

"Yo quiero pedir disculpas a los madrileños porque nunca Madrid Espacios y Congresos debía haber confiando en este promotor", comenzó la alcaldesa a Miguel Ángel Flores, responsable de la fiesta y a quien achacó "una responsabilidad muy importante" por haber "abusado" de las instalaciones y haber vendido más entradas de las permitidas.

Botella destituyó a los responsables de Madridec por ocultar un contratoLa adjudicación del "macroevento" fue una equivocación, según Botella. Los administradores de la empresa pública que gestiona el multiusos (Madridec) obviaron que Diviertt tenía deudas con la Seguridad Social y la SGAE (lo que impedía las relaciones comerciales con la Administración Pública) y presumía ante el Ayuntamiento de superar el aforo en los lugares públicos que alquilaba para sus espectáculos.

El consejero delegado de Madridec, José Ángel Rivero, y el director gerente, Jorge Rodrigo Domínguez, fueron destituidos por la alcaldesa el pasado 21 de noviembre, pero el motivo no fue la fiesta del 1 de noviembre o las negligencias cometidas en la supervisión de la misma, sino el hecho de haber ocultado un acuerdo que otorgaba a Diviertt preferencia a la hora de organizar fiestas similares a la Thriller Music Park del 1 de noviembre en las instalaciones municipales.

Este contrato de "fidelización", anunció Botella, ha sido rescindido por el Ayuntamiento "sin más". La institución, añadió, no volverá a contratar "nunca más" con la empresa de Flores.

Confirma a De Guindos

La asunción de responsabilidades, sin embargo, parece quedarse ahí por el momento, ya que aunque la alcaldesa aseguró que cargará con todas las que correspondan al Consistorio, ya precisó este martes que no tiene previsto prescindir de ninguno de sus concejales más allá del dimitido Pedro Calvo.

De hecho, confirmó a Antonio de Guindos, delegado de Seguridad, a pesar de que la noche de las muertes la Policía Municipal no hizo cumplir la ley, obvió el macrobotellón que se celebraba en las inmediaciones del Madrid Arena. El Samur ni siquiera había sido avisado de la celebración de la fiesta de Halloween.

La propia Botella ha asegurado que no va a dimitir, como le pide la oposición, pero ha garantizado "máxima transparencia", pese a que se negó a comparecer en la comisión de investigación municipal abierta por estos hechos.

La Caja Mágica también tiene problemas

Que Botella comienza a admitir parte de la culpa queda patente, además, en el hecho de que se vaya a replantear el objeto para el que fue creada Madrid Espacios y Congresos, según reveló tras la reunión semanal con su equipo.

La alcaldesa afirma que las deficiencias de la Caja Mágica son "menores"La sociedad se dedica a la gestión, cesión y alquiler a terceros de los pabellones y recintos feriales municipales. Un informe municipal encargado por el dimitido Pedro Calvo a su llegada al área de Economía, de la que depende la empresa pública, reveló que el Palacio de Congresos del Campo de las Naciones y el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo tienen importantes problemas de seguridad que la sociedad no había arreglado.

La Cadena Ser informó este miércoles de que la Caja Mágica, joya de la corona del Ayuntamiento construida por iniciativa de Alberto Ruiz-Gallardón y que depende de Madridec, también tiene deficiencias serias. Estas aparecían en el mismo informe encargado por Calvo, pero Botella ocultó esta información cuando anunció que cerraba los otros dos pabellones por ser inseguros. La alcaldesa aseguró que los fallos son "menores" y que estarán subsanados a tiempo para el Master de Padel de Madrid que arranca el 14 de diciembre.

Consulta aquí más noticias de Madrid.