Aznar dice en sus memorias que Mayor Oreja quiso ir a la reunión con ETA y él le dijo que "no"

Mayor Oreja, en una imagen de archivo.
Mayor Oreja, en una imagen de archivo.
EFE

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, revela en su libro Memorias I que el exministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, quiso acudir a la reunión en Suiza que mantuvieron con ETA representantes de su Gobierno durante la tregua que la banda había anunciado en 1998. Sin embargo, Aznar no lo permitió y prefirió que fuera el secretario de Estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá.

La única reunión que mantuvo el Gobierno de Aznar con la banda terrorista se produjo el 19 de mayo de 1999, tras fijarse la fecha por mediación de monseñor Juan María Uriarte, entonces obispo de Zamora. A ella acudieron, por parte del Gobierno Javier Zarzalejos, Ricardo Martí Fluxá y Pedro Arriola.

Sin embargo, Aznar desvela que Mayor Oreja le propuso acudir él a esa cita: "Jaime quiso formar parte del grupo que acudió a Vevey, la ciudad suiza donde tuvo lugar la reunión con los etarras. Le dije que no porque él era el ministro del Interior y era mejor que fuese su secretario de Estado".

Según explica el expresidente del Gobierno Mayor Oreja tenía el temor de que "el Gobierno quedara atrapado en un proceso de contactos con ETA que no serviría para nada y desacreditaría nuestra posición". Pero aclara que esa cautela la compartían todos los que intervinieron en las decisiones adoptadas a lo largo de "unos meses que fueron todo menos fáciles".

José María Aznar también explica que fue Jaime Mayor quien "con más claridad alertó a los españoles" de que estaban ante una "tregua-trampa" y reconoce que el exministro del Interior fue un "puntal básico en esos meses". Incluso explica que "suyas son algunas de las palabras utilizadas" en sus declaraciones institucionales durante la tregua. "Su criterio fue determinante para la elección de las personas a las que autoricé a reunirse con ETA y su brazo político", apostilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento