Tomás Burgos, en la Comisión no permanente del Pacto de Toledo
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos. EFE

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha indicado que "se van a subir las pensiones de acuerdo con el criterio vigente de revalorización" y ha insistido en que no le consta que se vaya a modificar la actual Ley General de Seguridad Social.  

"Lo que he dicho es que hay una ley en vigor y hasta este momento no ha sido modificada. No me consta que vaya a cambiar esa norma", ha añadido.

"Haremos el esfuerzo que haga falta para satisfacer las demandas y expectativas de nuestros pensionistas", ha llegado a decir, para apostillar: "Creemos que sí hay dotaciones presupuestarias suficientes".

Ha señalado que "en el momento concreto" en que se conozca la desviación del IPC de noviembre se anunciará dicha compensación Así lo ha señalado en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Senado, donde ha señalado que la polémica que ha rodeado esta cuestión en los últimos meses ha sido "artificiosa".

Con la actual regulación de la Seguridad Social, cada año, exceptuando la congelación de las pensiones aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010, se ha compensado la desviación del IPC real del mes de noviembre en las pensiones.

Burgos ha señalado también que "en el momento concreto" en que se conozca la desviación del IPC de noviembre se anunciará dicha compensación.

Por otro lado, Burgos ha recordado que desde el Ministerio de Hacienda ya se dijo "con claridad" que se puede hacer "hueco" en las cuentas para subsanar cualquier desviación de las cuentas de la Seguridad Social, a lo que ha añadido que el sistema ya "ha hecho hueco a las cuentas del Estado" asumiendo los pagos de complementos a mínimos durante los últimos años y que "eso también es importante que se reconozca".

Un "eventual" déficil del sistema

Burgos ha recalcado en diferentes ocasiones que un "eventual" déficit del sistema en 2012 se debería en todo caso al gasto realizado en el pago de complementos a mínimos durante los últimos años, que no debería haber asumido, ha dicho, si el anterior Gobierno socialista hubiera cumplido con lo dictado en el Pacto de Toledo y se hubiera llevado a cabo la separación de fuentes de la Seguridad Social.

"Si el Estado hubiera corrido con toda la financiación del ámbito no contributivo no habría ninguna desviación", ha insistido Burgos para después recalcar que "se ha sangrado" a la Seguridad Social.

En septiembre, el Gobierno decidió disponer de 3.063 millones de euros de la denominada 'hucha de las pensiones' Como en otras ocasiones, Burgos ha asegurado que la Seguridad Social "es la gran apuesta" de los Presupuestos Generales del Estado para 2013, como demuestra, a su juicio, que cuatro de cada diez euros se dedican a pensiones.

Burgos ha indicado que la decisión del Gobierno de pasar este gasto que supone el completo de mínimos a las cuentas del Estado en 2013 es "clave" para lograr que un futuro "estable" al sistema. En este sentido, ha recordado que las aportaciones del Estado a la Seguridad Social se han incrementado en un 107% al hacerse cargo del pago de los complementos a mínimos.

El pasado mes de septiembre, el Gobierno aprobó disponer, por primera vez, de 3.063 millones de euros del fondo de reserva de la Seguridad Social, la denominada 'hucha de las pensiones', para cumplir "una serie de necesidades de tesorería".

El Gobierno decidió disponer de "un porcentaje pequeño de excedentes" afectos al sistema de Seguridad Social a través del fondo de reserva. La cuantía del fondo de reserva ascendía en mayo a 67.948 millones de euros, lo que equivale al 6,33% del PIB.