El Colegio Ponent de Inca ha escolarizado en español a dos niños gemelos de cinco años que nacieron con un retraso madurativo leve, después de que un informe de la Conselleria de Educación reconozca "que los organismos internacionales recomiendan a los niños, sin patología alguna, iniciar su enseñanza en la lengua materna" por lo que han tenido que "rectificar" su política de "inmersión obligatoria en catalán", según ha presentado este lunes la Fundación Nacional Círculo Balear (FNCB)

En rueda de prensa, el presidente de la asociación, Jorge Campos, ha afirmado que el informe supone una "victoria para los ciudadanos" en "defensa de los derechos lingüísticos y libertades individuales" que "demuestra la situación de indefensión" en la que se encuentran los padres "ante el dominio catalanista" en el sector educativo "consentido por el conseller Rafael Bosch".

Según ha explicado, el informe "da la razón" a la reclamación que la FNCB interpuso en representación de los padres "al negarse el colegio a escolarizar en español a los gemelos de cinco años".

Así, tras la aprobación de dicho documento, se ha establecido un nuevo horario por el que los hijos de Diego Duarte y Sonia Palma tendrán nueve horas en español (de un total de 22,5 horas), en los que se hace hincapié en el aprendizaje de la primera lengua lectoescritora y el resto de horas lectivas se imparte en catalán y en inglés.