La empresa Diviertt S.L., organizadora de la fiesta de Halloween donde la madrugada de Halloween murieron tres jóvenes de 18 años y otras dos resultaron heridas de gravedad en el Madrid Arena, informó al Ayuntamiento de Madrid de que el número de asistentes a la 'Thriller Music Park' sería de "7.000 personas aproximadamente", según ha publicado El Mundo.

Un documento oficial de Madrid Espacios y Congresos-empresa municipal que alquiló el recinto-, al que tuvo acceso El Mundo, dejaría constancia de este hecho. Un portavoz del Ayuntamiento de Madrid ha explicado a 20minutos.es que "es habitual" que la organización comunique una cifra "estimativa" de los asistentes.

El vicealcalde de la capital, Miguel Ángel Villanueva compareció este jueves por la mañana ante los medios de comunicación para afirmar que en el momento de producirse la avalancha "no existía exceso de aforo en el recinto". En concreto, informó de que se autorizó una fiesta para 10.600 personas y que según le habían comunicado fuentes de Diviertt se habían vendido 9.650 entradas.

Exceso de aforo y poca seguridad

Se incrementó el aforo del evento, de 7.000 a 10.600, pero no se modificó el número de vigilantes puestos por la organización. Según el documento que muestra El Mundo, para 7.000 asistentes se iban a disponer de 75 efectivos de seguridad interna (con peto amarillo en las imágenes), el mismo dispositivo se puso cuando, al menos, hubo un 30% más de aforo, según las propias declaraciones del vicealcalde.

Además, numerosos testimonios aseguran que en la fiesta de Halloween del Madrid Arena el aforo era mayor del permitido. Algunos de los asistentes aseguran que por megafonía se dijo que había 15.000 personas en el interior.

El Grupo V de la Policía prosigue con las investigaciones para esclarecer lo ocurrido en la avalancha mortal. Asimismo, el Ayuntamiento ha explicado que abrirá su propia investigación.

Según el juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, la empresa contratante tiene que ajustarse al plan de autoprotección, que tiene que contar con el visto bueno del titular del inmueble, que en este caso es una empresa pública del Ayuntamiento de Madrid.

Consulta aquí más noticias de Madrid.