Las previsiones del FMI, entre aciertos, errores y catastrofismo

  • El Fondo Monetario Internacional no siempre ha acertado con sus estimaciones.
  • Pronosticó un déficit público para España del 6,2% del PIB en 2011, mientras que las cifras oficiales reflejan que en realidad esa desviación fue del 8,9%.
  • Las declaraciones Lagarde han tendido a veces hacia el catastrofismo, como cuando aseguró en junio que había que salvar el euro "en tres meses"
  • El FMI prevé para España la caída del 3,2% del PIB y una prima en 750 puntos.
Sede del Fondo Monetario Internacional.
Sede del Fondo Monetario Internacional.
EFE

ElFondo Monetario Internacional(FMI) prevé para España la caída del 3,2% del PIB y una prima en 750 puntos si continúa la crisis en 2013. Una estimación que de cumplirse, provocaría un desastre económico en nuestro país. Sin embargo, el FMI no siempre ha acertado con sus diagnósticos.

El ejemplo más claro se refleja en la estimación que realizó el organismo que dirige Christine Lagarde en abril de 2011, cuando pronosticó que el déficit público de España para ese año sería del 6,2% del Producto Interior Bruto (PIB). Las cifras oficiales reflejan que en realidad esa desviación fue del 8,9%, una diferencia de más de dos puntos y millones de euros.

El FMI también aseguró que las necesidades totales del sector financiero español se elevaban a 90.000 millones de euros, aunque 50.000 de esos millones podrían ser cubiertos con recursos propios de las entidades. Es decir, el rescate ascendería a esos 40.000 millones que la banca no podría cubrir. No obstante, el reciente informe publicado por la consultora Oliver Wymaneleva esa cifra hasta los 50.000 millones.

Es cierto que en otras ocasiones el Fondo ha estado más acertado. Es el caso del crecimiento de España para 2011, que sería del 0,8% según las estimaciones del FMI y finalmente fue del 0,7%. También acertó con la caída del PIB español en 2009, que fue del 3,6%, apenas cuatro décimas inferior a la previsión del organismo económico.

Rectificaciones y reconocimiento de errores

Los dos ejemplos anteriores demuestran que el FMI no conoce una verdad absoluta y que sus predicciones "no están escritas en bronce", según apuntaba el ministro de Economía Luis de Guindos esta semana. Y los propios economistas que trabajan en la institución lo saben.

En septiembre de 2011, un alto directivo del FMI tuvo que rectificar tras apuntar a un posible rescate de España e Italia. Tras asegurar que ambos países necesitaban "apoyo internacional" para salir de la crisis, el director Ejecutivo del Fondo para Italia, Arrigo Sadun, matizó: "No he dicho realmente esto. Son palabras que pueden generar mucha perplejidad y no me parece que sea lo más adecuado en este momento".

El anterior director del organismo, Dominique Strauss-Kahn, también reconoció el año pasado "la incapacidad del Fondo para prevenir la posibilidad de una crisis sistémica de forma precoz, aguda y eficaz es un hecho que nos debería hacer más humildes y que la institución reconoce con sinceridad y al que está lista para responder".

Catastrofismo

Por otra parte, las declaraciones realizadas tanto por Lagarde como por miembros de su gabinete han tendido en ocasiones al catastrofismo, algo poco recomendable dada la actual situación económica mundial. En junio de este mismo año, la directora del FMI afirmó en una entrevista concedida a la cadena CNN que había que salvar al euro "en menos de tres meses".

Respecto a la crisis griega, el FMI les ha hecho a veces un flaco favor, como las declaraciones de Lagarde de abril de este año en las que no descartaba que Grecia fuera a quebrar y se viera forzada a salir del euro y de la Unión Europea (UE).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento