María Dolores de Cospedal
La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, en una imagen de archivo. Juan Carlos Hidalgo / EFE

El PSOE ha acusado a la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de romper los principios básicos de la democracia al suprimir las retribuciones de los diputados autonómicos y, en consecuencia, limitar la participación política a quien pueda pagársela.  

El secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina, ha recordado que el fundamento central de toda la democracia es que todos los ciudadanos pueden ser electores y elegibles, y la medida adoptada por Cospedal supone un "ataque directo" a ese principio ya que entiende que sólo aquellos que tenga recursos económicos y una vida resuelta tendrán posibilidades de dedicarse a la representación política en las Cortes regionales.

Están construyendo un país para quien pueda pagárselo"En Castilla-La Mancha, las leyes y el control al Gobierno sólo lo podrá hacer quien pueda pagárselo", ha comentado, acusando al PP de romper "el principio básico de la democracia".

En su opinión, el PP ya aplica esa idea de autofinanciación a otros campos como la sanidad o la educación. "Están construyendo un país para quien pueda pagárselo", ha remachado en rueda de prensa.

La presidenta de Castilla-La Mancha ha dejado sin sueldo a los 49 diputados manchegos, como aparece reflejado en los Presupuestos para 2013 de esa comunidad.

Esta medida fue aprobado por el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha el pasado 7 de septiembre, con los votos en contra del PSOE. Los diputados solo cobrarán dietas por asistencia a plenos y comisiones.

Mantener a los "elegidos a dedo"

Por su parte, la portavoz de Empleo del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Milagros Tolón, ha criticado el "doble discurso" de la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, "por ahorrarse un millón de euros en el sueldo de personas elegidas democráticamente" y mantener "el de sus altos cargos elegidos a dedo, gastándose en ellos 67 millones de euros". 

Que empiece por ella misma y por sus altos cargosA preguntas de los medios, la parlamentaria socialista ha manifestado que con esta medida, Cospedal "quiere silenciar a la oposición y no dejar testigos porque quiere ocultar lo que está pasando en Castilla-La Mancha".

"En este año se han despedido a 10.000 personas entre médicos y profesores, se ha aumentado el paro en 55.000 personas y se ha privatizado la sanidad, y la política mejor pagada de este país nos quiere silenciar", ha agregado.

Tolón se ha mostrado partidaria a que los diputados "se bajen el sueldo" siempre y cuando "se empiece por ella misma y por sus altos cargos", de los que ha criticado además que "la mitad de ellos no tributan en Castilla-La Mancha".

Más parlamentarios en contra

También los portavoces de los grupos parlamentarios popular, socialista y del PSM-IV-ExM en el Parlament balear se han mostrado contrarios a aplicar en Baleares la supresión de sueldos a los diputados autonómicos como en Castilla-La Mancha.

En Baleares, desde la quinta legislatura (1999-2003), por acuerdo de todos los grupos, los diputados con dedicación exclusiva cobran un sueldo y los que no tienen plena dedicación pueden elegir entre una dieta global o dietas puntuales en función de la cantidad de actos parlamentarios a los que asisten.

La portavoz del grupo popular, Mabel Cabrer, ha manifestado su respeto hacia la decisión adoptada por el gobierno de Castilla-La Mancha, pero ha advertido de que la situación en Baleares es distinta porque la actividad parlamentaria en las islas es muy intensa y considera que la supresión salarial haría que la dedicación "se resintiera", algo que sería negativo para la democracia.

En declaraciones en los pasillos del Parlament, la portavoz socialista, Francina Armengol, ha dicho que considera que suprimir los sueldos a los diputados supondría dar "muchos pasos atrás en la democracia, la transparencia necesaria y la defensa de lo público y de la política", y además perjudicaría en particular a la oposición.